Blog

The Hotel Factory

Beach clubs y su posicionamiento

La experiencia del cliente es un factor que está tomando un papel relevante en el sector hostelero, tanto es así que los beach clubs hoy en día segmentan al mismo nivel que los hoteles. Desde the hotel factory analizamos cómo la diferenciación se convierte en la clave del éxito.

El reposicionamiento de un hotel sigue varios pasos, una vez estudiada la tendencia de la oferta y la demanda en el destino, y realizar el análisis interno, se procede a la fase de benchmark. El objetivo de esta fase es el de obtener una serie de best practices que ofrecen los hoteles de la competencia, benchmark local, u hoteles innovadores en destinos similares al del cliente, benchmark internacional, para aplicarlos en el reposicionamiento del hotel. Es por ello que esta fase actúa como antesala a la conceptualización. Posteriormente se encuentran las fases de análisis de viabilidad e implantación.

Un benchmark internacional requiere un gran trabajo previo. En primer lugar, se elige un destino que ofrezca una oferta similar y un target objetivo parecido al del hotel a reposicionar. Posteriormente se eligen aquellos hoteles que aporten un aire fresco e innovador con respecto al resto de la oferta hotelera y se completa la ecuación.

En esta ocasión, el destino a visitar fue Mykonos, la meca del boho chic. El boho chic es una corriente que ha bañado todo el Mediterráneo, pero es en Mykonos donde alcanza su máxima expresión. Esta corriente, de aire bohemio y alma hippie se caracteriza por su diseño minimalista con elementos naturales y sus colores blancos y grises lo que otorga a esta tendencia una visión despreocupada. Buen ejemplo de este estilo lo presenta Annabell Kutucu en sus diseños, destacando por encima de todos el beach club Scorpios Mykonos.

Scorpios Mykonos es la esencia de la corriente boho chic que se expresa a través de un beach club ubicado en la playa de Paraga, al sur de la isla. Todos y cada uno de los managers de los hoteles visitados definen este establecimiento como la experiencia bohemia en la isla, y esta opinión no se encuentra para nada lejos de la realidad. Cuando uno visita la web de Scorpios Mykonos se puede observar que este establecimiento es mucho más que un simple beach club, es la esencia del artista, cuna de viajeros de todo el mundo donde llegan a sumergirse en esta original vivencia.

Este establecimiento que ha reinventado el tradicional restaurante de playa, no se vende como punto de F&B, sino que se muestra como un centro espiritual curativo basado en la música, el diseño, el arte y la comida, y cuyo mantra es el de ofrecer la experiencia comunal definitiva: cantos de sirenas, conexión extraterrenal y sentimiento mindfulness llevan a los visitantes a repetir año tras año su visita a este establecimiento sagrado. Este cambio en la perspectiva de producto, además de un aumento en la facturación, logra que se fomente el cross-selling de productos, ya que el local dispone de una tienda de moda en línea con la tendencia bohemia del destino que complementa la oferta tradicional de F&B.

 

Está tendencia diferenciadora en los beach clubs que está revolucionando el mercado, se puede reflejar en propuestas tan innovadoras como el Papaya Playa Beach Club, Tulum, con su programa “Kids on the beach” en el que integran a niños de comunidades mayas vecinas con familias turistas para fomentar la interacción de los niños con otras culturas y educaciones de manera bidireccional, y así lograr una segmentación clara hacia el segmento familiar a la vez que realizan una labor social con la comunidad. Otros claros ejemplos de diferenciación en este mercado, son el de Nikki Beach Montecarlo, Mónaco, enfocado en el segmento de lujo, o Papeete BeachRímini, y su clara segmentación hacia el segmento fiesta.

Estos éxitos demuestran que la conceptualización está ocupando un puesto transcendental en las reformas de los nuevos establecimientos turísticos, incluyendo beach clubs. Ante una amplia oferta, la diferenciación es fundamental para conseguir una ventaja competitiva,  ya que la clave de este punto radica en buscar un segmento de mercado óptimo, o cómo en el caso de Scorpios Mykonos , algo no apto para inversores cardíacos, crear el segmento y el mercado.

En the hotel factory estamos en continuo contacto con las principales innovaciones en el sector hostelero para garantizar al cliente un producto diferenciado del resto de la oferta y acorde a las nuevas tendencias que se originan en el mercado. Si desea conocer más información en cuanto a la importancia de la conceptualización en el sector hostelero y sobre nuestros proyectos de reposicionamiento, no dude en contactar con nosotros y solicitarnos asesoramiento.