Diseño

thumb

La evolución del camping, un sector en auge

El camping, ese viejo actor en el sector del alojamiento, que se reivindica y vuelve con fuerzas para quedarse. Desde the hotel factory rememoramos sus inicios y analizamos la actualidad de este modelo de alojamiento en auge.

El origen del concepto se remonta a la prehistoria. Por aquel entonces, la búsqueda de alimentos obligaba al ser humano a desplazarse de un lado a otro para su supervivencia, disponiendo de pequeñas tiendas de campaña fáciles de transportar, hechas con pieles de animales, grandes hojas caídas de los árboles y palos.

En la actualidad este sector del alojamiento sigue representando, si bien en versión mejorada, la antigua práctica nómada. Aunque la supervivencia no sea el motivo, hoy en día es mucha la gente que decide vivir de un lado a otro sin una residencia permanente gracias al continuo crecimiento de los campings. Esta modalidad de alojamiento no sólo está sirviendo de utilidad para aquellos grupos de gente con una mentalidad nómada, sino que ha pasado a convertirse en una opción vacacional o residencial para algunos segmentos.

Además del concepto, muchos campings actuales han integrado y recuperado algunos tipos de hospedaje históricos como las tradicionales tiendas de campaña, las yurtas, los tipis…

Yurtas


Tipis

El crecimiento de este sector del alojamiento en España queda reflejado en los siguientes gráficos, en los que se observa una tendencia positiva tanto en número de viajeros como en pernoctaciones en los últimos 18 años. Además, según INE, respecto a 2016, los campings en España han contabilizado un incremento del 6,7% en pernoctaciones, un aumento del 4,2% en el número de parcelas ofertadas y una subida del 3,4% en la ocupación de fin de semana. Un dato de especial interés, aportado por la Asociación Española de la Industria y Comercio del Caravaning, es el del incremento de las matriculaciones de autocaravanas que ha alcanzado cifras de hasta el 40%, en los últimos dos años.

La evolución positiva de los últimos años en este sector no se ve únicamente reflejada en el crecimiento de las variables sino también en el nacimiento de nuevas especialidades de campings. Todas estas especialidades surgen por petición de los propios campistas, quienes buscan nuevas experiencias. Por ejemplo, hoy en día, los campistas dejan de conformarse con un simple camping de 3* y buscan una experiencia más lujosa, de ahí el nacimiento del glamping, una combinación de “glamour” con “camping”. Otro de los ejemplo de estas nuevas especialidades podrían ser los campings temáticos, destacando entre ellos  aquellos con parques acuáticos, donde la animación y las atracciones se mezclan con la propia experiencia del alojamiento.

 

 

 

 

 

 

La tendencia a nivel mundial de los campings sigue creciendo y, aunque España cuenta actualmente con 513 campings, aún queda mucho por recorrer si lo comparamos con otros destinos europeos como Francia, Alemania y Holanda que alcanzan los 2.785, 1.153 y 1.115 campings respectivamente. Prevemos que la tendencia de este segmento seguirá creciendo en los próximos años y que España conseguirá ofrecer una oferta diferencial y situarse entre los principales destinos escogidos por los campistas.

Dejando a parte la evolución del camping, en el próximo post se explicarán algunos conocimientos y conclusiones de este sector tras haber realizado un desktop research y haber visitado “in situ” diferentes campings en España.

thumb

Sobre millennials y los hoteles que están al llegar

El turismo que viene tiene un principal protagonista: los millennials, este perfil de cliente social, libre y nativo digital ha llegado para quedarse. Tanto es así que los hoteles están empezando a cambiar su concepto: recepcionistas-concierge reales y locales, habitaciones together, experiencias Open house y cocinas colaborativas son solo un breve avance de lo que está apunto de llegar para revolucionar la industria turística.

¿Qué hacer cuando las necesidades de los huéspedes cambian radicalmente de una generación a otra? Eso es lo que muchos empresarios de la industria del turismo se plantean tras conocer que el 20% de los viajeros a nivel mundial son millennials, y que además se estime que su ritmo de viaje aumente en un 50% para 2020. En este post construiremos el hotel del futuro en base a este perfil que ha irrumpido en el sector turístico y ha cambiado la percepción tradicional de ver un hotel.

Antes de empezar a construir el hotel del futuro, hay que analizar los hábitos y entender la visión de turismo de esta generación, desde cómo nace la idea y planificación del viaje, hasta su percepción de post estancia.

Cuando se habla de millennials, Generación Y o Generación Peter Pan, se habla del grupo de personas que nacieron entre el año 1985 y el año 2000. Su identidad cultural se basa en la personalidad crítica, el pensamiento estratégico, la autonomía y la libertad. Se trata de personas nacidas en la era digital, por lo que son nativos en ese campo, tanto es así que han desarrollado un comportamiento multitasking, o lo que es lo mismo, son capaces de utilizar varios canales a la vez. Son sociables y les gusta compartir todo en las redes sociales, un aspecto que deriva en exigencia y muchas veces en nomofobia (appdictos).

Cuando se trata de viajes, su comportamiento apenas varía. Ese grado de sociabilidad y conexión humana en un mundo tan globalizado permite aumentar el círculo de amistad a todo el planeta. Esto a su vez permite conocer nuevos destinos a través de recomendaciones de amigos o conocidos, es por ello que la experiencia del viaje cada vez se encuentra más personalizada.

Se buscan viajes personalizados a preferencias y presupuestos, donde coleccionar experiencias más allá de lo material. Se trata inmersión en la cultura local, de un viaje con sentido en lugar de consentido, se trata de viajes social-care en ambientes eco-friendly, se trata de explorar, de coleccionar experiencias y compartirlas, pero sobre todo se trata de viajar, el destino y la fecha pasan a un nivel secundario.

La forma de planificar los viajes también empieza a cambiar. La irrupción de la era digital trae de la mano nuevas herramientas para gestionar los viajes. Según un estudio realizado por Google, el 41% de los millennials declara haber usado el smartphone para comprar vuelos, algo que solo admite el 25% de sus antecesores. Este mismo estudio muestra también que un 66% de millennials se siente cómodo planificando los detalles de un viaje a través de smartphones, por un 33% de sus antecesores. El mercado no se ha quedado atrás y las empresas más punteras a nivel de reservas de viajes, vuelos y hoteles están apostando fuertemente por las aplicaciones para que la experiencia del cliente al realizar una reserva a través de un smartphone, sea igual de sencilla, completa y cómoda que a través de un laptop.

Conocidos los hábitos de esta generación, desde the hotel factory construimos el hotel ideal para cubrir las necesidades de este perfil. En este post mostraremos los principales atributos sobre los que basarse de cara a ser competitivo en este segmento.

La recepción se reinventa hacia un espacio abierto donde los recepcionistas-concierge, gente real y local, conectan con los huéspedes en una atmósfera cercana e informal. Se apuesta por recepciones panales, convenios con empresas de car sharing, procesos de pre check-in, flexibilidad en los horarios y espacios cozy, en detrimento de mostradores-barrera y recepcionistas con la única función de hacer check-in y check-out.

Con las habitaciones ocurre algo similar, se eliminan escritorios, bedding y decoración anticuada y los baños cerrados, y se apuesta por espacios para socializar, duchas modernas y abiertas, puntos de carga y cargadores por toda la habitación, playlists de música personalizada a los gustos de los huéspedes, habitaciones together: área que permite unificar habitaciones mediante estructuras modulares, y la tecnología más puntera de la mano de Amazon Echo que mediante comandos de voz ejecuta tareas en la habitación al más puro estilo “Siri”.

Cuando se hable de zonas comunes, se hablará de zonas comunales, es decir, espacios slow-life que trasladarán a cada huésped al salón de su casa. La socialización pasa a ser un pilar en estos hoteles y por ello se eliminan las barreras arquitectónicas, los business centre cerrados y los horarios limitados para dar paso a open spaces, espacios inteligentes, espacios bleisure (business + leisure), instalaciones instagrameables de diseño posmoderno donde predominen materiales ecológicos, además de espacios musicales, para runners, para juegos, bibliotecas…

Los puntos de F&B también cambian en esta renovación del concepto de hotel, desaparece la decoración con comida, los uniformes antiguos, la figura del maître tradicional y se disminuye la restricción de horarios. Por otro lado aparecen las cocinas colaborativas, los eventos culinarios sociales (Food trucks, boozy classes, degustación…), la comida con beneficios (comercio justo, healthy), convenios con empresas de fooddelivery (Glovo, Deliveroo…), hostess que acompañan a espacios self-service y barras con batidos healthy y smoothies en diferentes puntos del hotel.

La animación se centra de nuevo en la socialización y la potenciación del contacto entre los huéspedes. La tendencia se basa en la idea Open house: personalización de los servicios hacia experiencias inmersivas en comunidades locales, se buscan experiencias compartidas únicas en el destino a visitar. Para fomentar la sociabilidad entre los huéspedes se apuestan por app sociales propias del hotel, por clases colectivas de actividades healthy (yoga, zumba…) y por entretenimiento en el lobby mediante mesas de pingpong o billares. La tecnología adquiere un papel importante en el servicio de habitaciones ya que se apuesta por el whatsapp como canal de comunicación con los huéspedes, otorgando así un servicio más fresco y cercano.

Se apuesta fuertemente por los servicios de pre y post estancia. En relación a la pre estancia se dejan de lado los emails intrusivos y las conversaciones estándar y el enfoque se centra en nuevas narrativas publicitarias que reflejen la labor social y la filosofía sostenible del hotel, en facilitar la experiencia digital, en comunicar los  eventos locales que se celebren durante la fecha de la estancia y sobre todo en breves formularios que permitan al hotel conocer las preferencias de los huéspedes para personalizar al máximo la experiencia del mismo. En cuanto a la post estancia, el contacto y el trato con el cliente es similar al descrito, sin embargo el enfoque se centra en la fidelización de los clientes. Para ello se propone crear un CRM dónde registrar las preferencias de estos clientes para que el email de post estancia se encuentre lo más personalizado posible, así como las posteriores ofertas que se manden en diferentes momentos estratégicos del año.  Se propone también incentivar la participación en las redes sociales mediante sorteos de estancias y vouchers o mediante la creación de una galería de fotos en la web del hotel Guest pictures con el # del hotel.

Hoy en día, la industria del turismo se encuentra en constante cambio, y los hoteles deben enfocar su estrategia en cubrir las necesidades de los huéspedes que están al llegar para garantizar el éxito en su devenir. En the hotel factory estamos en continuo contacto con las principales innovaciones en el sector hostelero para garantizar al cliente un producto diferenciado del resto de la oferta y acorde a las nuevas tendencias que se originan en el mercado. Si desea conocer más información en cuanto a la importancia de la conceptualización en el sector hostelero y sobre nuestros proyectos de reposicionamiento, no dude en contactar con nosotros y solicitarnos asesoramiento.

thumb

La categoría 4* superior, una opción a considerar

Los establecimientos hoteleros de las Islas Baleares se han visto favorecidos por una legislación propia a mejorar la planta hotelera. Esto ha ocasionado la aparición de la categoría 4* superior pero, ¿es recomendable y, sobre todo, rentable esta nueva categoría?

Hace mucho tiempo que la comunidad hotelera de las Islas Baleares se encuentra en constante evolución. Sin embargo, sobresalen los cambios que ha sufrido este sector desde 2010. Desde la fecha mencionada, los establecimientos hoteleros se han visto favorecidos por una legislación propicia a mejorar la planta hotelera. Consecuentemente, se han realizado muchas reformas en las infraestructuras de los hoteles de las islas.

Tanto es así que han aparecido nuevas categorías en el sector. Una de las más novedosas es la categoría de 4* superior, la cual existe desde que la introdujo el Decreto 20/2011, del 18 de marzo. Actualmente esta nueva categoría se encuentra regulada en el Decreto 20/2015, del 17 de abril, dictado en desarrollo de la Ley 8/2012, del 19 de julio, de Turismo de les Illes Balears.

En la siguiente tabla se muestra el incremento de hoteles en esta categoría desde 2012:

grafico

Como podemos ver, cada año va en aumento, y cada vez son más los hoteles que se cuestionan si deberían alcanzar esta nueva categoría. A raíz de esto, a continuación se explican las implicaciones que supone un hotel de 4 estrellas superior.

Existen requisitos necesarios para obtener dicha categoría. El mencionado decreto dispone que será necesario obtener una puntuación total de 650 puntos como mínimo en las autoevaluaciones. Aquí salta a la vista la poca diferencia de puntos necesarios entre esta nueva categoría y un 5* (700 pts). La diferencia radica en que los mínimos que debe cumplir un hotel de 4* superior son los mismos que un hotel de 4 estrellas.

Por otra parte, en lo que se refiere a gastos de personal, el convenio laboral actual trata a los hoteles de 4 estrellas superior como un hotel de 4 estrellas; en consecuencia, no existen cambios en cuanto al coste de los trabajadores.

Además, la gran ventaja que se desprende del establecimiento de esta nueva categoría es la diferenciación. Aquellos hoteles con instalaciones mejores a las de los hoteles que forman parte de su competitive set de 4 estrellas tendrán la oportunidad de demostrarlo. De esta forma, se generará un impacto positivo en la ocupación del hotel.

piscinaLa legislación actual no interpone ningún tipo de trabas para esta nueva categoría. Por tanto, es un punto muy positivo para aquellos hoteles que ya reúnen los 650 puntos en sus autoevaluaciones, ya que el incremento de categoría sería “gratuito”.

Sin embargo, esta categoría también implica algún punto negativo que no debe quedar desapercibido. Principalmente, la nueva Ley del Impuesto sobre Estancias Turísticas, conocida popularmente como Ecotasa, es la mayor contra. Los huéspedes de los hoteles de 4* superior deberán pagar 2€, mientras que en un hotel de 4 estrellas pagarían 1,5€.

Esta diferencia de 0,5€ puede ser relevante para la estrategia comercial de algunos hoteles. Prueba de ello es que en Mallorca, debido a la Ecotasa, ha habido 3 hoteles que han decidido cambiar su categoría a 4 estrellas, siendo anteriormente de 4 estrellas superior.

Otro punto negativo es que para los Touroperadores y Agencias de Viaje Online no existe diferencia entre un hotel de 4 estrellas superior y uno de 4 estrellas. Por tanto, la comercialización de esta categoría se puede ver dificultada.

Una vez mencionados los puntos positivos y negativos de esta nueva categoría debemos ponerla en relación con un estudio de the hotel factory sobre los 4 estrellas superior, en el que se contactó con muchos de los hoteles que ostentan dicha categoría.

Tras las entrevistas hemos podido comprobar que la gran mayoría de estos hoteles están muy satisfechos con la nueva categoría. Como antes se ha comentado, 3 hoteles decidieron bajar de la categoría de 4 estrellas superior a razón de la Ecotasa. Sin embargo, no parece que juegue un papel determinante, ya que para el resto de los hoteles con los que se ha contactado, la Ecotasa no les ha perjudicado y no ha supuesto un problema; argumentando en muchos casos que un cliente no tiene problemas en pagar 50 céntimos más cuando está pagando 200 o 300 euros por una habitación.

diferenciación

Además, si bien es cierto que no se reconoce la categoría como tal en los TTOO y OTAs, los hoteles explican que esta subida de categoría implica una diferenciación respecto a otros hoteles con menos instalaciones y que el cliente puede observar esas diferencias y estimular la propia ocupación del hotel.

Como conclusión a este post, se puede decir que el principal objetivo del nacimiento de esta categoría es dar la oportunidad de diferenciarse a aquellos hoteles que posean mejores instalaciones o servicios que sus competidores de 4 estrellas. Los factores negativos de esta nueva categoría ( Ecotasa y difícil comercialización) han quedado rebatidos por el testimonio de la gran mayoría de hoteles objeto de estudio de the hotel factory.

Para finalizar, a priori es recomendable y beneficioso el aumento de categoría para aquellos hoteles que ostentan la puntuación requerida (650 puntos) recibida en sus autoevaluaciones; aunque no hay que olvidarse que cada hotel es diferente y tiene sus propias peculiaridades dependiendo de su destino, tipo de cliente, etc. Por lo que es aconsejable realizar un estudio de mercado en cada caso, analizando todas las posibilidades para el hotel en cuestión, tal y como ha realizado the hotel factory en varias ocasiones.

thumb

Wanderlust Madrid 2017

El pasado mes se realizó en Madrid, en el restaurante PuertalSol by Chicote, el #WanderlustMadrid2017, un encuentro creado por los expertos del turismo: the hotel factory, Borbalán y Passion & Gastronomy; contando en todo momento con el apoyo por parte Caixabank.

Wanderlust significa pasión por viajar, y es esa pasión que, como profesionales del turismo, se quiere transmitir al resto de las personas. Por esta razón, el principal objetivo de este evento fue el de crear un nuevo espacio para las relaciones, propuestas y proyectos entre profesionales, propietarios y directivos del sector, haciendo networking, degustando platos exclusivos y divirtiéndose en todo momento.

Wanderlust

Fue tal el impacto del evento que se contaron más de 250 invitados. Entre ellos, destacar representantes de diferentes cadenas hoteleras, grupos de inversión y profesionales del sector.

Wanderlust tenía como temática el cambio de la antigua hotelería a la nueva. Los invitados empezaron a vivir la experiencia al entrar a lo que sería un Hotel de los años 20 donde debían realizar el check-in y probar una llave de habitación comestible para poder entrar y vivir el mundo Wanderlust. A medida que uno se adentraba en el evento, se empezaban a descubrir los nuevos cambios que ha ido sufriendo el sector hotelero con las nuevas tendencias: adults only, wellness, lifestyle… Todas ellas tenían su propio espacio dentro del evento, dispuestas a cautivar a todos los presentes.

La diversión estuvo presente a lo largo de toda la noche. Nuestros invitados degustaron diferentes tipos de tapas mientras un grupo de actores, bailarines y músicos amenizaban la velada. A las 11 de la noche y, en compañía de Alberto Chicote, se tomaron las uvas para celebrar el comienzo de un nuevo año, un año con grandes perspectivas para el futuro de todo el sector turístico. Y para continuar, la música del DJ Ed Junquera tomó el relevo mientras los invitados seguían disfrutando de la noche y de los nuevos contactos del sector que habían realizado durante este evento.

La gran Feria Internacional del Turismo ha terminado, y ahora es momento de recapitular todo lo que the hotel factory ha vivido. Eventos, reuniones, visitas y negociaciones que nos llevan a construir nuevas ideas y conceptos para nuestros clientes.

Para finalizar, agradecer a todos las empresas que han hecho posible este evento: Caixabank, Borbalán, Passion & Gastronomy y todo el equipo de the hotel factory. Sin olvidarnos en ningún momento de la colaboración de BookStyle, Refinería Web, Turiscar, International Hospitality Projects, Aldesa y Maximice Events groups, la compagnie des desserts y dron company.

¡¡Esperamos poder compartir de nuevo esta maravillosa experiencia y nos vemos en el próximo Wanderlust!!

Organizadores Wanderlust

thumb

Hostels y hoteles low cost que se abren paso en las ciudades más trendy, ¿cómo es su modelo de negocio?

Convertidos en los nuevos puntos de encuentro de los viajeros inquietos, los hostels y hoteles low cost ofrecen alojamiento en el corazón de las ciudades con habitaciones cómodas que atienden a las necesidades básicas (baño, buen colchón, ducha, conexión a internet…) sin renunciar al diseño, al buen trato cercano y familiar y donde intercambiar experiencias. Esta es la nueva filosofía que los viajeros reclaman y que ha hecho que las cadenas hoteleras y los emprendedores individuales se replanteen nuevas fórmulas de alojamiento como Chic & BasicThe Hat MadridCasa Gracia Barcelona Hostel o Generator hostel.

fleming hostel

Habitaciones de hotel low cost chic en el corazón de las ciudades, modernas, de diseño, con zonas comunes que fomentan la interacción de los clientes y con conexión inalámbrica a Internet desde 30 hasta 90 euros por persona. ¿Es posible? Al menos ése es el objetivo de las nuevos hostels y hoteles low cost que están surgiendo en las ciudades más trendy de España. Dirigidos a un viajero de escapadas cortas, con presupuesto ajustado y poco equipaje que le gusta dormir en sitios seguros y limpios en el centro de las ciudades, para no perder mucho tiempo en desplazamientos y cuya convivencia con otros viajeros no sólo no supone un inconveniente, sino que forma parte de su experiencia de viaje.

¿Qué hace al modelo operativo de los hoteles low cost y hostels atractivo frente a un hotel convencional?

El éxito del modelo se centra en crear habitaciones confortables con todo lo necesario, cuyo coste sea de dos estrellas pero que aparenten que son de cuatro. Ofreciendo instalaciones de calidad con zonas comunes cómodas y amplias como: cocina, sala de estar, sala de juegos, etc. Con los servicios esenciales para un segmento de viajeros que quiere pagar precios más bajos y que no necesita gimnasios, piscinas, restaurantes y grandes zonas comunes que no usa, pero que acaba pagando indirectamente.

hotel-compressor

En términos generales, la operativa de los hostels y hoteles low cost tienen una operativa mucho más simple, ya que suelen venden camas sueltas con baños compartidos y unas pocas habitaciones de matrimonio como Fleming hostel. Estos ofrecen habitaciones de pequeño tamaño de unos 16 metros que permiten generar mayores ingresos, resultados y retornos sobre la inversión por metro cuadrado que las habitaciones de los hoteles convencionales. Apuestan por innovaciones arquitectónicas usando materiales económicos Brick Hotel y tecnología que ayude a rentabilizar estas unidades. Así como por el pago extra de amenities: toallas, jabones, cuchillas de afeitar, candados etc…

Estos tipos de establecimientos suelen tener entre 6 y 11 empleados con funciones polivalentes, optimizando gastos por la contratación de servicios externalizados de limpieza, seguridad, gestión de comidas y bebidas. Reduciendo en todo lo posible los costes de personal y, sin contar que muchos de ellos están usando las nuevas tecnologías como métodos de ahorro de costes.

hostel post

Desde the hotel factory estamos siendo partícipe de un boom de nuevos proyectos de hostels y hoteles low cost por operadores independientes. El objetivo de los mismos es ajustar la inversión, centrarse en los atributos más valorados por los viajeros e introducir elementos diferenciales respecto al competitive set. Actualmente, es uno de los sectores de inversión hotelera más dinámicos, gracias a su capacidad de adaptación y rentabilidad.