Innovación

thumb

Co-branding: Diferenciación a la orden del día

En los últimos años la hotelería ha ido evolucionando progresivamente, mejorando el servicio, agilizando SOP’s, definiendo estándares de marca y realizando smarts investments, reflejándose todo ello en mejoras del GOP, satisfacción del cliente, y reputación online

Sin embargo, en algunos aspectos operativos las empresas hoteleras han decidido seguir otra estrategia de mejora y diferenciación: el co-branding. 

Se trata de una estrategia que permite al hotel diversificarse, tener una oferta atractiva diferente al resto, con marcas que permitan crear experiencias y posicionarse adecuadamente entre sus competidores. Por ello, es fundamental no subestimar lo que representa, ya que debe mejorar y facilitar la conexión experiencial que hay entre cliente y hotel. Grandes cadenas hoteleras como Meliá Hotels International, Ritz Carlton, Hard Rock o Iberostar ya han puesto en varias ocasiones esta práctica en funcionamiento, consiguiendo siempre éxitos rotundos. 

Si hablamos de amenities, Gran Meliá lleva años colaborando con Clarins, Meliá acaba de comenzar a trabajar con Rituals en sus amenities ecopump y en Ritz Carlton Arts colaboran con L’Occitane. Los spas de la cadena Ikos y del Kempinski Bahía colaboran con Anne Semonin, y Vila Vita Park en Algarve trabaja con Sisley Paris. 

En cuanto a moda, Iberostar lleva a cabo campañas de colaboración en Iberostar Las Letras con Wolfnoir, reconocida marca de gafas de sol y Sol Wavehouse trabaja junto con Quicksilver en la isla de Mallorca. 

Al volante, Hard Rock Hotel Tenerife ha llegado a un acuerdo con Jeep para ofrecer experiencias alrededor de la isla al igual que Meliá con Audi, o Gran Meliá con Lexus.

En lo referido a F&B, VP Plaza España dispone en su lobby de un restaurantes dirigido por Grupo Larrumba, la marca Innside by Meliá acaba de cerrar un acuerdo de colaboración con Lateral, y el premiado restaurante de David Muñoz, DiverXo se halla situado dentro del NH Eurobuilding. 

Para aplicar adecuadamente esta estrategia es necesario tener marcados una serie de criterios que aseguren una correcta alineación entre los hoteles y las marcas valoradas. 

Lo criterios deben ser tanto cualitativos como cuantitativos, es decir, tener en cuenta qué marcas pueden adecuarse al tipo de hotel (vacacional o urbano), a los segmentos a los que va dirigido, categoría, tarifa, ocupación, implicación operativa por parte del hotel y costes necesarios para la aplicación del co-branding

El co-branding es una estrategia cada día más utilizada por las hoteleras que supone importantes ventajas como:

  • La creación de potentes relaciones comerciales: construcción de vínculos con nuevas marcas.

  • Aumentos de cuota de mercado: al unirte a otra marca, accedes a su target, por lo tanto, aumentas el tuyo.

  • Posicionamiento: al acceder a otras marcas tu imagen de marca aumenta en impacto a clientes.

  • Fuerte impacto en nuestros clientes: con estas alianzas aumentas tus posibilidades creativas y por tanto de conseguir el efecto WOW del cliente. 

Si tratamos la parte cuantitativa, algunas de las ventajas obtenidas son bastante obvias, si un hotel se alía con una marca reconocida, está mejorando la estancia y la experiencia del cliente, por lo tanto estará en condiciones de subir la tarifa, aumentado de este modo el ingreso de explotación. 

En cuanto a coste, como toda mejora, reforma o inclusión dentro del hotel, requiere un esfuerzo. Sin embargo, en este caso el coste es menor ya que aparecen sinergias entre marcas. En el caso de F&B, las colaboraciones con grupos de restauración o con chefs reconocidos pueden realizarse de múltiples formas, como un alquiler de espacio que mejore la reputación y ocupación del hotel sin suponer ningún tipo de coste o con un joint venture que reporte ciertos beneficios a final de año, desentendiéndose de la operativa. 

Con todo esto, ambas marcas, tanto el hotel como el colaborador buscan una alianza “win win”, aunque una de ellas tome el papel de “marca anfitriona” y la otra de “marca complementaria”. En el caso de la “marca anfitriona” el beneficio que puede obtener es el prestigio o la calidad que la “marca secundaria” ofrece. Y ésta última gana la posibilidad de penetrar en mercados o sectores a los que normalmente no tiene acceso o donde no suele trabajar.

En definitiva, el co-branding permitirá a cualquier hotel potenciar su imagen, su valor y su rentabilidad

En the hotel factory acompañamos a nuestros clientes en la consultoría e implementación de sus proyectos con estrategias de co-branding que faciliten y mejoren la experiencia de sus clientes, así como su cuenta de resultados. Analizamos en función de la tipología del hotel, cuáles pueden ser las marcas más adecuadas para mejorar la satisfacción, dónde implementarlas, y especialmente cómo hacerlo para sacar el máximo partido a la colaboración y facilitar en la medida de lo posible la operativa diaria del hotel.

thumb

Hoteles deportivos, la última tendencia del sector hotelero

Mantenerse en forma y disfrutar de las vacaciones han dejado de ser incompatibles. Los hoteles deportivos o hoteles fitness son una respuesta al auge del número de viajeros que desean mantener su entrenamiento habitual y que incluso utilizan aquellos momentos que se presuponen para el descanso, como las vacaciones, para hacerlo. 

Centrándonos en el turismo deportivo y más concretamente, en los viajeros que incorporan el ejercicio en sus itinerarios de viaje, se identifican los siguientes: 

  • aquellos que viajan con motivos de “descubrimiento” y combinan dicha actividad con la práctica de algún deporte;

  • los participantes, deportistas que viajan expresamente para participar en eventos deportivos; 

  • y una pequeña parte que viaja para visitar atracciones relacionadas con el deporte. 

Esta tendencia se extiende además a la rama del business traveller, que aunque viaje por motivos laborales, de acuerdo con el artículo de CWT, son cada vez más conscientes de su salud durante los viajes, si bien hasta un 38% de ellos mantiene una dieta saludable cuando viajan y un 49% hace uso de las instalaciones deportivas del hotel. 

El estudio “Fitness Breaks Study” de Expedia llega incluso a mencionar que el peso de la práctica de deporte de los viajeros varía de acuerdo a las nacionalidades de los mismos, siendo los australianos, americanos y canadienses los que más importancia le dan.  

Haciendo frente a este nicho de mercado y a la larga sombra que generalmente planea sobre los gimnasios de los hoteles,  las grandes compañías americanas han adaptado sus servicios para satisfacer las necesidades de sus huéspedes más deportistas.

Algunos de los hoteles y cadenas más relevantes identificadas durante la realización de un estudio de mercado y benchmark en the hotel factory son:

Hilton Hotels: 

“Five feet to fitness” pretende dar a sus huéspedes la posibilidad de ejercitarse en la comodidad e intimidad de su propia habitación, donde dispondrán de hasta once elementos y accesorios fitness entre lo que destaca kiosk, una pantalla que ofrece hasta 200 tutoriales de ejercicios guiados  y más de 25 clases. Además, la habitación dispone de amenities específicas, una estación de hidratación que incluye hasta cinco bebidas entre las que encontrar agua de coco o la proteica, Core power.

Westin Hotels & Resorts:

Nuevos productos y servicios se han incluido en el portfolio de la firma para satisfacer a su clientela más fit. 

  • El programa Run Westin. Mediante la asociación con la marca New Balance se ha confeccionado este programa por el que “conserjes corredores” ayudan a los huéspedes en la confección de rutas de entre 5 y 8 kilómetros. Además, gracias a dicha colaboración, los huéspedes disponen de indumentaria deportiva de la marca por el módico precio de $5 o el equivalente en la moneda local, durante toda la estancia.
  • Westin Workout, los huéspedes más leales disponen de preparadores físicos encargados de preparar circuitos de ejercicios que poner en práctica en el gimnasio del hotel.
  • Bicicletas estáticas Pelotón en la habitación (bajo petición). 

Even Hotels: 

Esta cadena equipa cada habitación con hasta 10 elementos fitness entre los que encontrar una bicicleta estática, una fitball, esterilla de yoga o TRX. Además, las habitación dispone de amenities específicos para complementar la práctica de deporte como una cantimplora, toallitas desinfectantes o una tabla de ejercicios y videos fitness (bajo demanda) que oscilan entre los 5 y 30 minutos de duración.

 W Hotels 

Los hoteles W organizan los FUEL Weekends, un programa vacacional de fin de semana que gira en torno a la filosofía “Detox.Retox.Repeat.”. El programa combina los workouts más novedosos, las mejores fiestas y la más deliciosa y saludable cocina. Un nuevo concepto que pretende revolucionar el concepto de fitness retreat y combinar la idílica ubicación de los hoteles de la compañía con programas de la misma talla. 

Equinox Hotels:

Equinox Hoteles es la línea de hoteles de lujo lanzada por la cadena de gimnasios del mismo nombre. Se caracterizan por combinar instalaciones de primera calidad con un gimnasio confeccionado a medida de sus clientes. Entrenamientos personalizadas en las habitaciones, nutricionistas, bares de zumos de verduras y la ropa adecuada para la práctica de cada clase de ejercicio son algunos de los productos que incluye su portfolio de servicios. Además, ofrecen clases de soulcycle, lo último en el mundo del indoor cycling

Aunque las grandes precursoras de hoteles deportivos son las cadenas americanas, a nivel nacional, muchos hoteles y cadenas están transformado su oferta fitness. Algunos de los hoteles fitness más relevantes en España son: 

Artiem Madrid:

Si bien la cultura de la cadena Artiem Hotels ya promueve el bienestar de sus huéspedes proporcionándoles un gran número de actividades y servicios con los que desconectar y liberar tensiones, Artiem Madrid ha dado un paso más allá ofreciendo un bolsa, “Gym in a bag”, en la que se proporciona todo lo necesario para practicar streching, yoga o meditación en la habitación. Esta bolsa incorpora además una rutina de entrenamiento con numerosos ejercicios guiados para que el huésped saque el mayor provecho posible al material proporcionado.

Iberostar Hotels 

Iberostar Hotels o más específicamente, su innovador programa Fit & Fun cuenta con propuesta integral de más de 50 actividades deportivas para todas las edades y niveles, opciones de alimentación saludable y espacios wellness. 

Otros hoteles, como Las Playitas Resort en Fuerteventura o Club La Santa Lanzarote se podría decir que en cierto modo son hoteles para atletas en su esencia, siendo muchas veces escogidos por equipos de ciclismo, fútbol o algunos deportes olímpicos, como lugar de entrenamiento.  

La especialización en el turismo deportivo conlleva una diversificación y diferenciación exponencial del producto de los hoteles. Si ponemos el foco en España, además, el valor añadido de los hoteles deportivos es su elemento desestacionalizador, cuyo potencial en España se agrava incluso más, si bien la climatología y orografía de algunos de los enclaves turísticos de mayor relevancia del país como las Islas Baleares, Comunidad Valenciana, Andalucía o Canarias, son perfectos para aficionados al ciclismo, running, golf o natación, entre otros. 

Habiendo participado activamente en proyectos de hoteles deportivos durante los últimos meses, en the hotel factory estamos en constante vigilancia de los cambios y tendencias que como esta, puedan en surgir en la industria. De esta forma, podemos asesorar a nuestros clientes en proyectos de reposicionamiento y conceptualización de la mejor forma posible y dando mayores garantías de éxito.  Si tiene cualquier duda o desea conocer más acerca este nuevo segmento, no dude en contactarnos.

thumb

El impacto de la Expo 2020 Dubái

Dentro el contexto hotelero, a la hora de gestionar nuestro negocio, es fundamental tener en cuenta los cambios que sufre el entorno, factores externos que no son controlables, pero cuyo impacto está en nuestra mano gestionar.

El próximo año acontecerá en Dubái la Expo 2020, un evento muy esperado para el cual ya lleva tiempo preparándose la capital de este Emirato con el mismo nombre. Para entender cómo afecta a un destino un evento de tal magnitud, antes debemos comprender qué es exactamente la Expo. 

España ya ha acogido este evento en 3 ocasiones: Barcelona (1988,1929) y Sevilla (1992), y es testigo del antes y el después que han sufrido ambas ciudades a raíz de la Expo. Es un evento internacional, conocido oficialmente como “Exposición Internacional Registrada” y aprobado por el BIE (Bureau International des Expositions), cuyo propósito es hallar soluciones a desafíos apremiantes del mundo actual. En este contexto, la Expo reúne cada vez un número mayor de naciones que ofrecen una exposición dinámica mediante la que mejorar el conocimiento de la humanidad respondiendo a aspiraciones sociales y humanas así como al progreso tecnológico, económico y social.

Gracias a la Expo, el destino anfitrión sufre una transformación, por lo que Dubái ha hecho una fuerte apuesta por no dejar a nadie indiferente. El evento tendrá lugar del 20 de octubre 2020 al 10 de abril 2021, con la participación de más de 190 países y, según las estimaciones, unos 25 millones de visitantes. Aproximadamente,  se espera que un 70% de estos visitantes proceda de fuera de EAU, es decir, 17,5 millones de visitantes internacionales.

El tema escogido es “Connecting minds, creating the future” –Conectando mentes, creando el futuro– y los subtemas “Opportunity, Mobility and Sustainability” –Oportunidad, Movilidad y Sostenibilidad-. La intención con ello es asentar las bases para forjar alianzas e incentivar la cooperación, servir de inspiración para el futuro y mover a la acción mediante el apoyo de soluciones para causas sociales y sostenibles.

La iniciativa del cambio encuentra su punto de partida en la propia Expo 2020. Su pabellón sostenible ha sido acreditado con el Certificado LEED Platino (sistema de certificación de edificios sostenibles), y tiene como objetivo alcanzar un consumo neto de energía cero. Se ha fijado el objetivo de que el 50% de las necesidades energéticas de la Expo proceda de fuentes renovables, generándose la mitad de la misma en el propio recinto. 

En este marco de tecnología, creatividad, educación y entretenimiento, la Expo 2020 implica una inversión a largo plazo que genera, de forma directa e indirecta, la creación de empleo, y se espera que tenga un impacto positivo en la economía de Dubái.

En el periodo comprendido entre 2013 y 2031, se espera que la Expo 2020 y su legado contribuyan con 122.600 millones de AED de VAB (Valor Agregado Bruto, equivalente a en torno a 30.300 millones de euros). El VAB es una magnitud macroeconómica que mide el valor total creado por un sector, país o región. Es decir, el valor del conjunto de bienes y servicios que se producen en un país durante un periodo de tiempo, descontando los impuestos indirectos y los consumos intermedios. 

La Hotelería y Restauración se posiciona en el top 3 de sectores afectados por la Expo 2020. Se encuentra el primero en el ranking en base a VAB total con 8,9 mil millones de AED.

El impacto de la Expo 2020 Dubái se puede desglosar en 3 fases diferenciadas:

  • Pre-Expo (2013-2020). En esta primera fase, el evento genera empleo y proyectos en el sector de la construcción, acarreando una inversión considerable en infraestructura. En esta etapa se espera la creación de en torno a 37.500 puestos de trabajo.
  • Expo (2020-2021). Durante el evento se generan puestos de trabajo en la operativa de la Expo y en el sector de la hotelería. en este período se estima la creación de 94.400 empleos a tiempo completo, 51.100 de los cuales se encuentran en el sector de la hotelería y restauración. Además, se espera un gasto por parte de los visitantes (residentes y turistas) en estos sectores. Durante este período pico de actividad, se estima un impacto equivalente al 1,5% del PIB (Producto Interior Bruto) anual de Emiratos Árabes Unidos.
  • Legado (2021-2031). La inversión esperada en infraestructura y otros activos asciende a un total de 40.1 mil millones de AED. La mayor parte de esta infraestructura forma parte del legado de la Expo. El Distrito 2020 (lugar donde acontece la Expo) ofrece un entorno urbano inteligente y sostenible diseñado para fomentar la creatividad, la colaboración y la innovación.

Dentro del sector hotelero, en abril de 2019, Dubái disponía ya de 111.000 habitaciones a vender cada día, a lo cual se suman 30.000 de nueva apertura hasta el comienzo de la Expo en Octubre de 2020.  La demanda, a su vez, continúa creciendo año a año, un 3,6% en 2018 y un 6,4% en los dos primeros meses de 2019. Por lo tanto, la clave para los hoteleros está en gestionar el ritmo al que está creciendo la oferta en los últimos años.

Como hoteleros, es fundamental saber cómo gestionar un evento de tal magnitud de forma que juegue a nuestro favor, ya que es un arma de doble filo. Es decir, no cabe duda de que conlleva un aumento de demanda, pero también un aumento incluso mayor de oferta, de nuevos competidores. Está en nuestra mano el conseguir posicionarnos y diferenciarnos para no perder cuota de mercado y poder además optimizar nuestro nivel de tarifas.

En este punto, the hotel factory aporta su experiencia y conocimiento del sector para ayudar al hotelero a  conseguir optimizar los ingresos y posicionarse de forma óptima. Además, contamos con amplia experiencia en proyectos de consultoría y formación en Dubái, lo que nos permite conocer de primera mano los efectos de eventos como la Expo 2020 sobre el destino. Es por ello que podemos constatar que, en el contexto actual, dado el constante cambio que sufre el entorno: los hábitos de compra del consumidor, tendencias gastronómicas… es crucial contar con las herramientas y el know-how para conseguir diferenciarse y aportar valor al cliente, a la vez que se optimiza la rentabilidad. Para saber más sobre el tema o consultar cualquier duda, no dude en contactarnos.

thumb

Presente y futuro de los destinos inteligentes

El sector turístico se enfrenta a cambios continuos que pueden crear nuevas oportunidades de negocio, en ese contexto surgen los destinos inteligentes. Los destinos inteligentes se trata de espacios innovadores, accesibles y consolidados sobre una infraestructura tecnológica. A través de dicha infraestructura destaca el compromiso con el medioambiente, la cultura y los factores socioeconómicos del destino para gestionar eficientemente los recursos y satisfacer las necesidades de sus residentes. Por ello, en el marco de “FITUR know-how” se desarrolló una ponencia a cargo de Adrián Nogales (Secretario del COIT), Carlos Ventura (Responsable de viajeros de Adif) y José Luis Fernández Carnero (Director General de Estrategia de Televés) que plantearon diversas posturas y desarrollos de los destinos turísticos inteligentes como modelo de negocio.

Para Adrián Nogales, el eje sobre el que debe desarrollarse un destino inteligente son los edificios. Éstos deben sufrir una transición para convertirse en entes inteligentes y entenderlos a través del Internet de las Cosas (IoT en sus siglas en inglés). Los edificios como estaciones de trenes, de autobuses, aeropuertos, hospitales, edificios privados, etc.; deberían ser considerados como un generador de información y datos útiles. Sin embargo, para normalizar dichos objetos es fundamental conectarlos con su ecosistema incluidos todos los bienes y servicios de su alrededor. Una de las claves para interconectar todos los elementos que forman parte de dicho ecosistema es implementar la tecnología 5G y potenciar las comunicaciones inalámbricas.

Uno de los puntos clave para las conexiones de un destino son sus puntos de entrada: como pueden ser las estaciones ferroviarias. Las cuales, Carlos Ventura, en representación de Adif, expuso su papel clave. Se pretende mejorar la experiencia en las estaciones para que sean personales y se adapten a los ciudadanos y a sus necesidades a través del uso del metadato y la interconectividad con los otros objetos inteligentes del área en la que se encuentre. Al igual que el anterior ponente, defiende que las estaciones han de ser nodos de IoT, participando y comunicándose con las ciudades y su entorno.

Esta transformación debe planificarse y realizarse de manera ordenada, visionando las metas y los pasos a seguir uno a uno. Para ello, como motor de este proceso se ha elaborado un plan de acción conjuntamente con el Ministerio de Fomento para detallar cómo usar, producir y proteger los datos y cómo aproximarse a los usuarios.

El objetivo es dotar a los destinos inteligentes de ciertas reglas para anticipar las necesidades de los usuarios y sorprenderlos constantemente, lo cual permitiría un aprendizaje contínuo y un aumento progresivo de la interacción con estos. Cuando un viajero llegue a un destino se le tienen que poder ofrecer las mejores opciones de transporte para cada ocasión además de gestionar el turismo de la ciudad dirigiendo los focos de atención de los turistas en función de la afluencia en cada punto o atracción. Para ello se precisa una normalización que permita dialogar a los entes de todo el ecosistema; enviar y recibir información y ser sensibles a sus cambios, creando un idioma común para entenderse. Sin embargo, debe tenerse claro que para el intercambio de información que se va a producir es necesario establecer unas reglas del juego, las cuales deben basarse en 5 pilares: hiperconectividad, sostenibilidad, seguridad, movilidad y turismo.

Así pues se refuerza la idea de que los destinos turísticos viven actualmente en un marco de transformación y cambio que pretende evolucionar junto con el turista a través de la información. Por ello, José Luis Fernández Carnero (Televés) entiende el destino como una plataforma de gestión la cual debe administrar los principales objetivos de dicha transformación: mejorar la experiencia del turista, anticiparse a sus necesidades, sorprenderlo con la mejor solución y reducir el impacto del turismo en el destino.

Además, la tecnología desarrollada hasta la fecha permite ser más eficientes en cuanto a la gestión y control del gasto, así como en la movilidad.

Esta transformación no comprende solamente a destinos turísticos inteligentes o smart cities, sino que es aplicable a cualquier entidad que tenga una plataforma gestora del turismo capaz de desarrollar dicha estrategia, siempre que se cuente con los datos de los hoteles y agentes implicados. La clave estará en el tratamiento de los datos recopilados con inteligencia artificial (IA), que permitirá un mayor aprovechamiento de éstos. De esta forma, el único requisito para poder poner en marcha dicho proyecto es que el destino esté completamente digitalizado. Con este propósito se debe primero digitalizar lo que se considera la célula básica de los destinos y fuente de información principal, el hotel. El modelo de negocio entonces, estaría en la recopilación de datos en los procesos instalados para la generación de alarmas críticas (incendios, altos niveles de CO2, etc.), proporcionar indicadores de sostenibilidad, funcionar como sensor de contaminación, como unidad de información de consumo de servicios y productos, flujos de tráfico, de afluencia, de saturación, etc.

Todas estas estrategias están apoyadas por las administraciones públicas, las cuales juegan un papel fundamental. En España es la Asociación Española de Normalización (UNE) el organismo que lidera el desarrollo de destinos turísticos a través de Red.es. Los proyectos desarrollados en España han sido reconocidos a nivel internacional, convirtiéndose en referentes para la comunidad europea y global.

Reforzando esta postura se presentó también en FITUR la Red de Destinos Turísticos por Isabel Oliver, Secretaria de Estado de Turismo. Además, hizo una entrega de premios de los ITH Smart Destination Awards a las mejores soluciones tecnológicas para destinos inteligentes en cinco categorías: accesibilidad, interacción turista-residente, promoción y márketing, sostenibilidad y gobernanza. Estos proyectos refuerzan la posición de España como líder en el desarrollo y promoción de los destinos turísticos inteligentes. Se podría concluir, por tanto, que el objetivo final de todo este proceso de digitalización y normalización de los destinos turísticos podría ser el de generar una estrategia de desarrollo de turismo basada en los datos obtenidos por todo el destino de forma global, incorporando nuevas soluciones tecnológicas para potenciar la eficiencia del destino.

Categorías