Reposicionamiento

thumb

Hoteles deportivos, la última tendencia del sector hotelero

Mantenerse en forma y disfrutar de las vacaciones han dejado de ser incompatibles. Los hoteles deportivos o hoteles fitness son una respuesta al auge del número de viajeros que desean mantener su entrenamiento habitual y que incluso utilizan aquellos momentos que se presuponen para el descanso, como las vacaciones, para hacerlo. 

Centrándonos en el turismo deportivo y más concretamente, en los viajeros que incorporan el ejercicio en sus itinerarios de viaje, se identifican los siguientes: 

  • aquellos que viajan con motivos de “descubrimiento” y combinan dicha actividad con la práctica de algún deporte;

  • los participantes, deportistas que viajan expresamente para participar en eventos deportivos; 

  • y una pequeña parte que viaja para visitar atracciones relacionadas con el deporte. 

Esta tendencia se extiende además a la rama del business traveller, que aunque viaje por motivos laborales, de acuerdo con el artículo de CWT, son cada vez más conscientes de su salud durante los viajes, si bien hasta un 38% de ellos mantiene una dieta saludable cuando viajan y un 49% hace uso de las instalaciones deportivas del hotel. 

El estudio “Fitness Breaks Study” de Expedia llega incluso a mencionar que el peso de la práctica de deporte de los viajeros varía de acuerdo a las nacionalidades de los mismos, siendo los australianos, americanos y canadienses los que más importancia le dan.  

Haciendo frente a este nicho de mercado y a la larga sombra que generalmente planea sobre los gimnasios de los hoteles,  las grandes compañías americanas han adaptado sus servicios para satisfacer las necesidades de sus huéspedes más deportistas.

Algunos de los hoteles y cadenas más relevantes identificadas durante la realización de un estudio de mercado y benchmark en the hotel factory son:

Hilton Hotels: 

“Five feet to fitness” pretende dar a sus huéspedes la posibilidad de ejercitarse en la comodidad e intimidad de su propia habitación, donde dispondrán de hasta once elementos y accesorios fitness entre lo que destaca kiosk, una pantalla que ofrece hasta 200 tutoriales de ejercicios guiados  y más de 25 clases. Además, la habitación dispone de amenities específicas, una estación de hidratación que incluye hasta cinco bebidas entre las que encontrar agua de coco o la proteica, Core power.

Westin Hotels & Resorts:

Nuevos productos y servicios se han incluido en el portfolio de la firma para satisfacer a su clientela más fit. 

  • El programa Run Westin. Mediante la asociación con la marca New Balance se ha confeccionado este programa por el que “conserjes corredores” ayudan a los huéspedes en la confección de rutas de entre 5 y 8 kilómetros. Además, gracias a dicha colaboración, los huéspedes disponen de indumentaria deportiva de la marca por el módico precio de $5 o el equivalente en la moneda local, durante toda la estancia.
  • Westin Workout, los huéspedes más leales disponen de preparadores físicos encargados de preparar circuitos de ejercicios que poner en práctica en el gimnasio del hotel.
  • Bicicletas estáticas Pelotón en la habitación (bajo petición). 

Even Hotels: 

Esta cadena equipa cada habitación con hasta 10 elementos fitness entre los que encontrar una bicicleta estática, una fitball, esterilla de yoga o TRX. Además, las habitación dispone de amenities específicos para complementar la práctica de deporte como una cantimplora, toallitas desinfectantes o una tabla de ejercicios y videos fitness (bajo demanda) que oscilan entre los 5 y 30 minutos de duración.

 W Hotels 

Los hoteles W organizan los FUEL Weekends, un programa vacacional de fin de semana que gira en torno a la filosofía “Detox.Retox.Repeat.”. El programa combina los workouts más novedosos, las mejores fiestas y la más deliciosa y saludable cocina. Un nuevo concepto que pretende revolucionar el concepto de fitness retreat y combinar la idílica ubicación de los hoteles de la compañía con programas de la misma talla. 

Equinox Hotels:

Equinox Hoteles es la línea de hoteles de lujo lanzada por la cadena de gimnasios del mismo nombre. Se caracterizan por combinar instalaciones de primera calidad con un gimnasio confeccionado a medida de sus clientes. Entrenamientos personalizadas en las habitaciones, nutricionistas, bares de zumos de verduras y la ropa adecuada para la práctica de cada clase de ejercicio son algunos de los productos que incluye su portfolio de servicios. Además, ofrecen clases de soulcycle, lo último en el mundo del indoor cycling

Aunque las grandes precursoras de hoteles deportivos son las cadenas americanas, a nivel nacional, muchos hoteles y cadenas están transformado su oferta fitness. Algunos de los hoteles fitness más relevantes en España son: 

Artiem Madrid:

Si bien la cultura de la cadena Artiem Hotels ya promueve el bienestar de sus huéspedes proporcionándoles un gran número de actividades y servicios con los que desconectar y liberar tensiones, Artiem Madrid ha dado un paso más allá ofreciendo un bolsa, “Gym in a bag”, en la que se proporciona todo lo necesario para practicar streching, yoga o meditación en la habitación. Esta bolsa incorpora además una rutina de entrenamiento con numerosos ejercicios guiados para que el huésped saque el mayor provecho posible al material proporcionado.

Iberostar Hotels 

Iberostar Hotels o más específicamente, su innovador programa Fit & Fun cuenta con propuesta integral de más de 50 actividades deportivas para todas las edades y niveles, opciones de alimentación saludable y espacios wellness. 

Otros hoteles, como Las Playitas Resort en Fuerteventura o Club La Santa Lanzarote se podría decir que en cierto modo son hoteles para atletas en su esencia, siendo muchas veces escogidos por equipos de ciclismo, fútbol o algunos deportes olímpicos, como lugar de entrenamiento.  

La especialización en el turismo deportivo conlleva una diversificación y diferenciación exponencial del producto de los hoteles. Si ponemos el foco en España, además, el valor añadido de los hoteles deportivos es su elemento desestacionalizador, cuyo potencial en España se agrava incluso más, si bien la climatología y orografía de algunos de los enclaves turísticos de mayor relevancia del país como las Islas Baleares, Comunidad Valenciana, Andalucía o Canarias, son perfectos para aficionados al ciclismo, running, golf o natación, entre otros. 

Habiendo participado activamente en proyectos de hoteles deportivos durante los últimos meses, en the hotel factory estamos en constante vigilancia de los cambios y tendencias que como esta, puedan en surgir en la industria. De esta forma, podemos asesorar a nuestros clientes en proyectos de reposicionamiento y conceptualización de la mejor forma posible y dando mayores garantías de éxito.  Si tiene cualquier duda o desea conocer más acerca este nuevo segmento, no dude en contactarnos.

thumb

Nueva tendencia: mercados gastronómicos en hoteles

Con la aparición de los supermercados, algunos mercados tradicionales en los que se vendía carne, verduras o pescado del día, se han ido actualizando como pequeños restaurante con productos frescos y cocinados. En ellos la oferta puede variar desde platos con ingredientes de poca elaboración a otros más sofisticados.  

El primer mercado gastronómico inaugurado en Madrid fue en 2009 y ya existía como mercado de abastos desde 1916, se trata del Mercado de San Miguel y destaca por su oferta informal, ya que en él, los clientes pueden compartir mesas en un ambiente distendido. Otro mercado a destacar dentro del sector, esta vez, en Barcelona es El Nacional, el cual dispone de una oferta gastronómica construida a partir productos españoles de gran calidad. En Mallorca también existen diferentes espacios de este estilo como por ejemplo el Mercado de San Juan o el Mercado 1930, y en ellos, además de una oferta variada, también se puede disfrutar de diversas actividades y eventos gastronómicos. 

En este listado, no puede faltar por mencionar como mercado independiente el nuevo Little Spain, que aunque ha sido inaugurado en Nueva York, lo crearon los españoles José Andrés y los hermanos Ferran y Albert Adrià y abrió sus puertas el 14 de marzo de este mismo año.

Este concepto, que lleva en pie algunos años, está entrando poco a poco en hoteles, como parte de la conceptualización de alguno de los outlets del hotel o como reposicionamiento del outlet principal, el tradicional buffet

Algunos hoteles que disponen ya de su propio mercado gastronómico son:

  • A nivel internacional es posible que el mercado de referencia situado en un hotel sea el conocido Eataly que se encuentra en el hotel Park MGM, en las Vegas. Se trata del mercado italiano más grande del mundo.

Otros mercados que cabe destacar son el City Kitchen del Row NYC Hotel, en Nueva York, conocido por su oferta gastronómica de productos típicos de la ciudad o el Food Hall del The Plaza New York.

    • A nivel nacional podemos encontrar también algún mercado de este estilo:

En Tenerife está el Gourmet Market en el interior del hotel Iberostar Sábila. En este mercado, el cual está abierto también a gente que no se aloje en el hotel.

En Valencia se encuentra La Gran Plaza, en el hotel Las Arenas Balneario Resort, se trata de un mercado al aire libre que está disponible el primer viernes de cada mes, durante junio, julio, agosto y septiembre y está ambientado con música en directo.

Por último, también hay hoteles que, a pesar de ser un buffet, presentan de forma a mercado gastronómico, por ejemplo, The Kitchen Restaurant situado en el hotel Sol Beach House de Menorca, el cual tiene un ambiente callejero y cuenta con una oferta gastronómica internacional.

Frente al exceso de oferta en el mercado, la segmentación y la especialización son estrategias prioritarias para los diferentes actores del sector turístico. Compañías hoteleras y touroperadores apuestan en la actualidad por un modelo de segmentación.

Ante dicha situación, en the hotel factory buscamos que nuestros clientes cuenten con las últimas tendencias para poder competir de manera exitosa en el mercado, es por ello que en los últimos meses hemos participado de manera activa en tres proyectos de creación de mercados gastronómicos en hoteles, uno de ellos en Benidorm, otro en Tenerife y otro en un resort en Mallorca. 

Si quieres conocer más acerca de nuestros proyectos, no dudéis en contactarnos.

thumb

Tendencia hacia el todo incluido de lujo

El concepto del Todo Incluido, está sufriendo un cambio en su esencia, concepto y aplicación en la industria. Desde the hotel factory, como consultora especializada en segmentación, hablaremos en este nuevo post sobre la nueva tendencia hacia el Todo Incluido de lujo y las best practices del mercado.

Las primeras pinceladas hacia el concepto del Todo Incluido se remontan a los años 30 con la moda de los Holidays Camps Clubs ingleses. Estos clubes constituían grandes fincas en los alrededores de Londres, donde la clase media disfrutaba durante los fines de semana de comida y entretenimiento bajo un precio único. No obstante, las bebidas todavía no estaban incluidas en los paquetes, sino que se pagaban como extras por aquéllos que las consumían.

No fue hasta los años 70 cuando este concepto “All Inclusive” se hizo realmente popular, gracias a los complejos turísticos del Caribe como Club Med, que fueron incorporando y mejorando los servicios en los paquetes vacacionales ofrecidos.

Actualmente en el continente americano, los hoteles que ofertan el Todo Incluido conforman un mercado tan maduro, definido y enfocado que ha dificultado el desarrollo hotelero fuera de dicho segmento en algunos países del Caribe.

El concepto del Todo Incluido fue evolucionando a lo largo del tiempo hasta que los complejos integraron en la reserva vacacional el alojamiento, el desayuno, comida y cena, así como algunas bebidas y entretenimiento. 

Sin embargo, no siempre el “All Inclusive” incorporaba todo tipo de servicios, ya que dependiendo del complejo hotelero, podrían existir limitaciones o exclusiones, que se pagarían como extras: 

  • TI dentro de unas franjas horarias
  • TI no incluye bebidas premium
  • TI disponible en determinadas zonas del hotel

Por tanto, los huéspedes debían comprobar qué era exactamente lo que se encontraba incluido en el paquete y qué no.

El motivo del viaje de aquellos que optaban por reservar este tipo de régimen se concentraba en 3 aspectos:

  • Comodidad: el incentivo de disponer de todos los servicios e instalaciones sin necesidad de abandonar el hotel: restaurantes, bares, piscinas, tiendas… sintiéndose como en casa.
  • Control: buscaban obtener un paquete vacacional por “un mejor precio”, gestionando y controlando el coste sin atender a los consumos que generaban dentro del recinto.
  • Entretenimiento: más aún si el perfil del cliente era familiar, motivaba a los progenitores a acudir a este tipo de hoteles para un mayor descanso y seguridad, dada la alta intensidad de entretención: kids clubs, servicio de guardería, piscinas infantiles, parques acuáticos…

El motivo de viaje para los turistas que disfrutaban del concepto “All Inclusive” ha ido evolucionando a lo largo de los años, relacionando en su comienzos el Todo Incluido con una oferta de cantidad, y no tanto a calidad o sofisticación

Sin embargo cada vez son más los viajeros, ya sean familias o parejas de un mayor poder adquisitivo, que agregan más variables a la motivación de su viaje, centrándose en una mayor calidad de la experiencia, dando lugar a un Todo Incluido de lujo.

Cada vez son más las cadenas proveedoras de estos servicios, que han respondido aumentado los complejos de lujo e incrementando la variedad y calidad de su oferta, dando lugar al nuevo concepto de “unlimited luxury services”, facilitando a los viajeros durante su estancia a no preocuparse de lo que está o no incluido.

Estas cadenas han revolucionado la industria generando servicios diferenciales e innovadores, tratando de buscar una experiencia personalizada de lujo que acerquen a los clientes a la localidad del destino.

Desde the hotel factory se han analizado las principales cadenas que incorporan servicios unlimited.

Best practices, hoteles y nuevas aperturas:

Las best practices del nuevo concepto se expanden a la mayoría de los departamentos “front office” que conforman un hotel y afectan a la experiencia del cliente, teniendo incluidos en la mayoría de los hoteles que lo ofrecen los siguientes servicios e instalaciones:

Gastronomía: ofreciendo experiencias culinarias únicas y de calidad.

  • Muchas de las cartas o menús van de la mano de chefs con reconocimiento mundial o que han sido galardonados con Estrellas Michelin.
  • Room Service 24 horas.
  • Servicio de sommelier con bebidas premium ilimitadas.
  • Servicio de Dine Out sin cargo adicional, ofreciendo la posibilidad de degustar la comida local del destino en uno de los restaurantes recomendados de la localidad.
  • Minibar completo con reposición diaria.

Ubicación y Servicios:

  • Ubicaciones privilegiadas en primera línea de playa.
  • Uso de tumbonas y sombrillas tanto en la playa como en la piscina sin coste adicional.
  • Servicio de cuidado y guarderia de los niños en la playa o instalaciones del hotel. 
  • Amenities de primeras marcas en la habitación.
  • Smart TV con aplicaciones online en todas las habitaciones.

Experiencias:

  • Aventuras y programa de actividades dentro y fuera del hotel diseñadas para todas las edades, a través de las cuales los huéspedes podrán descubrir la historia, la cultura y el día a día de la población local.
  • Instalaciones para niños recreativas a cargo de cuidadores infantiles profesionales.
  • Música en vivo, cine, teatro, actividades acuáticas y una amplia oferta deportiva.

Wellness:

  • Acceso a Spa y gimnasios con equipamiento última tecnología y cardio-fitness, con entrenadores profesionales.
  • Productos de belleza premium.

Como se puede observar, todos los servicios parecen estar incluidos durante la estancia de aquéllos que deciden apostar por este tipo de complejos. Incorporando nuevos y estratégicos elementos diferenciadores y dirigidos a cada perfil de cliente, hacen de éstos resorts únicos frente al resto de hoteles Todo Incluido. Con esta nueva herramienta de ocio, se superan las expectativas de los clientes, incrementando su satisfacción y reputación.

Una de las cadenas referentes en el sector es Ikos Resorts que, como dicen en su web, con sus complejos están tratando de reinventar las vacaciones de lujo.

Otra cadena que promovió el nuevo concepto de lujo es AMResorts una de las empresa de Apple Leisure Group, que actualmente dispone de numerosas marcas microsegmentadas, que incluyen la experiencia Unlimited-Luxury ®.  Por ejemplo disponen de marcas como Secrets Resort & Spa, enfocada a adultos o Reflect Resorts & Spas dirigidas a un público vacacional mucho más familiar. La inclusión de todos estos servicios e instalaciones hacen que los huéspedes que se alojan en dichos hoteles, no tengan que llevar pulsera identificativa de la pensión.

Del mismo modo, otra cadena internacional como Hyatt ha agregado marcas como Hyatt Ziva para todas las edades o Hyatt Zilara exclusivo para adultos, que incluyen servicios de lujo ilimitados.

Sin ir más lejos, también tenemos representación de una marca nacional del concepto, con Paradisus by Melia, cuya fórmula de éxito triunfa en países como Cuba, República Dominicana y México.

Todo incluido de lujoAdemás, según Hosteltur, Marriott International está muy interesado en los complejos de lujo que ofrecen un servicio Todo Incluido. Dada la creciente intensidad demandada, ha anunciado la creación de una plataforma dirigida para este nicho de mercado. La cadena no sólo desea adjuntar su oferta, sino elaborar contratos de gestión estratégicos con promotores hoteleros que planean edificar nuevos complejos de lujo Todo Incluido en Latinoamérica.  Recientemente ha adquirido Elegant Hotels Group, cadena hotelera situada en las islas Barbados. Cuenta con 7 establecimientos y un total de 588 habitaciones, que facilitarán  su proceso de expansión en la industria de la hotelería premium All Inclusive.

La presencia de este tipo de complejos es cada vez mayor, no sólamente en América, sino también al otro lado del océano. Según el informe de la Organización Mundial de Turismo, España fue el segundo país más visitado del mundo durante 2018, con 83 millones de viajeros. Debido al elevado número de viajeros anuales, y país de entrada y nexo al segmento vacacional del Mediterráneo Europeo, España podría encontrarse en un momento esencial para la expansión del segmento Todo Incluido de lujo.

De hecho, algunas cadenas han decidido apostar ya por España incorporando este nuevo concepto de lujo; Ikos Andalusia que tiene prevista su apertura en mayo 2020, o AMResorts que inauguró en Mallorca durante el verano del presente año el primer Secrets Resort en Europa.

Dada la volatilidad y transformación de la oferta y la demanda de la industria, desde the hotel factory, ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de adelantarse, conocer y aplicar las últimas tendencias del mercado, diferenciándose así entre el resto de sus competidores. 

thumb

El mystery guest como control de la implementación de los valores de marca

En uno de nuestros anteriores posts ya comentamos el mystery guest como herramienta de control de la calidad de los servicios ofrecidos en el hotel. Así, el mystery guest se ve conformado por una gran variedad de funciones de control: 1. Operaciones / Servicios / Satisfacción del cliente, 2. Valores de marca, 3. Ventas / Ancillaries.

Sin embargo, hoy volvemos a hablar sobre ello para dar a conocer otra de sus funciones que confirman la versatilidad de esta herramienta de control de calidad: el control de la implementación de los valores de marca.

Definir unos valores de marca es la base de toda cadena hotelera que quiere posicionarse y diferenciarse dentro del mercado, pues es gracias a ello que muchos huéspedes se decantan por un hotel u otro por el hecho de sentirse identificados con los valores de la compañía.

Para ello, las grandes cadenas se sumergen en laboriosos procedimientos de implementación de dichos valores que suponen un gran reto, ya que todos los departamentos de cada uno de sus hoteles deben ir en perfecta sintonía con ellos. Tal es así, que la implementación debe funcionar como un engranaje en el que el huésped es la última pieza que debe percibir esos valores. 

Por otra parte, la implementación debe verse plasmada en las distintas zonas del hotel mediante la utilización de varios elementos como la decoración, los folletos informativos, los servicios ofrecidos, etc. Por ejemplo, en el caso de una cadena cuyos valores quieran reflejar su responsabilidad por el medioambiente, es importante la utilización de materiales eco friendly, folletos que informen de las acciones que el hotel lleva a cabo para preservar el medio ambiente, la instalación de dispensadores de jabón en lugar de monodosis… Pero lo más importante es que los empleados actúen como spokesperson, es decir, que tengan la misión de transmitir los valores de marca hacia los huéspedes, ya que son los que más en contacto están con los huéspedes.

Al tratarse de un proceso complejo, en the hotel factory apostamos por el mystery guest como una herramienta de control en la calidad de la implementación de los valores de marca en los establecimientos hoteleros. Para ello, contamos con nuestro equipo especializado, quien planifica el procedimiento a seguir durante el mystery guest y posteriormente, mide la calidad de la implementación mediante la realización de informes cualitativos y cuantitativos.

En the hotel factory ofrecemos servicios de mystery guest adaptados a la necesidad de nuestros clientes, y que sirven como elemento de análisis de situación del hotel, ya que permite identificar las áreas de mejora donde nuestro equipo puede intervenir a través de nuestros amplios servicios profesionales de consultoría y training

thumb

Crecimiento del modelo Bleisure

El concepto de bleisure se refiere a aquel segmento de clientes que viajan por motivos de negocios, pero complementan su estancia con actividades de ocio, incluso llegando a quedarse en el destino algunos días extra. De hecho, bleisure nace de la combinación de las palabras en inglés business y leisure.

No obstante, antes de indagar en este concepto y sus consecuencias para el sector hotelero, debemos detenernos a hablar brevemente del segmento MICE (Meetings, Incentives, Conventions, Events/Exhibitions). El turismo MICE se ha convertido en uno de los pilares del desarrollo del sector turístico por varios motivos.

El primero de ellos es que se suele producir en fechas inversas al resto del turismo, lo cual supone que lleva una estacionalidad contraria al turista vacacional; esto hace al turismo MICE tremendamente atractivo para el sector, puesto que permite desestacionalizar la demanda y crear estrategias y empleo a largo plazo.

Por otro lado, según un estudio de la Asociación Ibérica de Viajes de Negocio, el turismo de negocios generó, en 2018, unos 20.000 millones de euros, de los cuales un 70% proviene de los desplazamientos que llevan a cabo los empresarios para visitar a sus clientes, mientras que el 30% restante corresponde al turismo MICE. Este segundo grupo incluye a trabajadores de viajan por congresos y eventos, pero que, además, tienden a ampliar su estancia dos o tres días (en el 37% de los casos) y gastan un 32% más de media que aquellos que viajan por ocio (ICCA). 

Estos mismos turistas que amplían su estancia son el origen del concepto de bleisure. Se trata de un perfil de viajero frecuente (el 38% viaja cada dos meses) del ámbito de las tecnologías, finanzas, sanidad, administraciones públicas o educación.

Alfonso del Poyo, vicepresidente de Meliá Hotels International para España, describe al cliente bleisure como “curioso, inquieto y dinámico, le gusta estar al día de las últimas tendencias. Siempre aprovecha al máximo tanto sus momentos de ocio como de trabajo. Para ellos, las líneas entre ocio y negocio se han diluido, siempre quieren estar conectados y seguir con su estilo de vida”.

No obstante, el segmento bleisure no es ninguna novedad, ni muchísimo menos; es una tendencia que se viene desarrollando y de la que los diferentes actores del sector son conscientes desde hace varios años. La novedad ha sido que su peso en los planes estratégicos de los mismos ha aumentado exponencialmente en los últimos años, siendo así un elemento central en la toma de decisiones de estas empresas de cara a nuevos destinos y el reposicionamiento de sus hoteles urbanos.

Desde the hotel factory hemos sido testigos de cómo tanto las grandes cadenas hoteleras como los operadores y propietarios más pequeños han dado una importancia cada vez mayor importancia al segmento MICE y la oferta de actividades de ocio para los clientes del segmento negocios en sus proyectos con nosotros.

El hotel Nakar, en Palma de Mallorca, es un ejemplo de esta tendencia. Disponiendo de una sola sala de 45m2 para reuniones, ha desarrollado toda una oferta para dichos clientes. Para ello han sido esenciales tanto atributos propios del hotel, incluyendo su rooftop en su oferta de eventos y desarrollando servicios gastronómicos como el sunday brunch, como su ubicación privilegiada en el centro de la ciudad. De este modo, el cliente de perfil bleisure ve cubiertas sus necesidades tanto profesionales como de ocio en un solo alojamiento.

Oliva Nova Beach & Golf Hotel también ha querido implementar este modelo colaborando con the hotel factory para la creación de un plan MICE que incluye espacios como su premium rooftop o Plaza Oliva dentro de su catálogo de eventos; estos espacios resultan ideales para el cliente que busca combinar sus necesidades profesionales con un ambiente informal y de ocio. De hecho, queda reflejado el peso que este segmento tiene para el hotel en su propia página web: “con una amplia oferta de actividades de ocio, Oliva Nova es también el lugar indicado para celebraciones y eventos de todo tipo”.

Como hemos mencionado anteriormente, las grandes cadenas hotelera también se han hecho eco del turismo bleisure, destinando una parte importante de sus presupuestos al desarrollo de nuevos conceptos, instalaciones y atributos operativos enfocados al mismo.

Meliá Hotel International, por ejemplo, con su marca más joven, Innside by Meliá, ha logrado con éxito acercarse a este perfil de clientes urbanos a través de atributos diferenciales como el gimnasio abierto 24h con entrenador personal virtual, eventos adaptados a cada ciudad y actividades singulares como ‘escape rooms’ en las habitaciones.

 Otro ejemplo más evidente ha sido la compra por parte de Accor Hotels del 50% de la marca Wojo, una empresa dedicada a la creación y gestión de espacios de “coworking”; se trata de espacios de trabajo en alquiler para empresas o emprendedores que buscan alternativas más económicas. Hace tan solo unas semanas se ultimaba el acuerdo de alquiler del primer activo de la marca en España, un nuevo edificio de 8.300 metros cuadrados que se encuentra en construcción en Barcelona.

Finalmente, las instituciones públicas también han querido sumarse a los esfuerzos por favorecer este tipo de turismo en las grandes urbes. Turismo de Barcelona, por ejemplo, ha tratado de incentivar el turismo MICE promocionando su oferta cultural, de restaurantes y compras. A efectos prácticos, estos esfuerzos se traducen en la elaboración de dossieres de destino y la captación y candidatura de la capital catalana en reuniones profesionales y congresos.

En conclusión, la importancia del bleisure ha venido creciendo durante los últimos años y, previsiblemente, continuará haciéndolo durante los años venideros; debemos tener en cuenta que el mercado laboral se encuentra en un proceso de cambio generacional en el que los “babyboomers” dejan paso a los “millennials”, mucho más propensos y abiertos a viajar por trabajo. Mientras tanto, desde the hotel factory continuaremos apoyando y asesorando a nuestros clientes a la hora de abordar la cuestión del turismo bleisure y MICE en sus planes estratégicos y de reposicionamiento.

thumb

Métodos de control de calidad en hoteles: las auditorías de SOPs

Cualquier empresa debe seguir un sistema para controlar la calidad y los hoteles o compañías hoteleras no son menos. Éstos controlan la calidad a través de los manuales de operaciones, también conocidos como SOP (Standard Operating Procedures). En este post hablaremos de un sistema que permite determinar si los SOPs se han implementado correctamente en los hoteles y, por lo tanto, si éstos cumplen con la calidad que el propio hotel o compañía determina. Este sistema son las auditorías y grosso modo, tienen como objetivo evaluar si el servicio es uniforme y/o si los SOPs son correctos.

Durante el pasado verano, the hotel factory se adentró en el mundo de las auditorías realizando varias de ellas en diferentes hoteles. A continuación, se detallarán algunos puntos a tener en cuenta para realizar una auditoría.

  • Checklist

En primer lugar, hay que realizar un trabajo previo identificando los puntos a revisar durante el proceso. The hotel factory creó un checklist para cada proceso y departamento con el objetivo de medir el grado de implantación y cumplimiento de los SOPs.

  • Auditorías in situ

Seguidamente, se realizaron auditorías in situ en el hotel para poder ver de primera mano cómo trabajan los empleados.

Durante la realización de las mismas, uno de los puntos principales a tener en cuenta en el momento de auditar es obtener la confianza de los empleados, ya que es muy importante que desempeñen su papel sin sentirse presionados. Como se ha comentado anteriormente, lo que se evalúa es si se siguen los SOP, si se adaptan a la realidad del hotel y si hay un servicio uniforme. 

Otro aspecto importante es obtener la máxima calidad, representatividad y objetividad en los resultados. Para ello se deben recoger varias muestras de las interacciones de varios empleados con los huéspedes, siempre situándose en un lugar que permita ver y escuchar claramente la conversación entre empleado y huésped sin que éste pueda sentirse incómodo durante el proceso.

  • Resultados

Tras las auditorías in situ, se pueden obtener tanto resultados cualitativos como resultados cuantitativos. Los resultados cualitativos son todos aquellos comentarios que realizan los empleados sobre posibles cambios o mejoras y todos aquellos aspectos tanto negativos como positivos que se hayan observado durante las auditorías. Los resultados cuantitativos son los resultados obtenidos a través del checklist, los hoteles obtienen una puntuación por proceso, departamento y por hotel. Este resultado cuantitativo permite realizar un informe comparativo entre distintos hoteles

Se recomienda realizar mínimo 2 auditorías al año, una a principio de temporada y otra a final de la misma para saber si se ha mejorado en el seguimiento de los SOPs y determinar si se debería realizar algún cambio en los mismos o alguna formación específica durante la temporada baja.

Las auditorías de SOPs son un aspecto importante a considerar por las empresas, ya que permite determinar si el proceso establecido es el correcto y si es seguido por los empleados. En the hotel factory contamos con una amplia experiencia en la gestión operativa y consultoría, por lo que podemos asesorar a nuestros clientes en el desarrollo de unos SOP eficientes, y adecuados para las diferentes dimensiones de su compañía, y en la realización de auditorías. Si tiene cualquier duda o desea conocer más acerca este nuevo segmento, no dude en contactarnos.

thumb

Conceptualización de un hotel: opiniones como herramienta para su desarrollo

La conceptualización de un hotel es un proceso complejo. Las opiniones de clientes en hoteles comparables al concepto buscado son una buena referencia de la cuál extraer una gran cantidad de información.

¿Qué tienen en común el concepto de un hotel y la opinión de los clientes? Las opiniones que se comparten en diversos portales como Booking, Tripadvisor o en diferentes redes sociales, son una fuente de información muy importante, ya que tiene una alta calidad al no encontrarse condicionada más que por la experiencia del huésped. El cliente opina con total libertad, tanto para alabar como para criticar aspectos con los que no se ha sentido cómodo.

De esta manera, las conclusiones que se extraen siempre descubren la realidad del hotel, aunque sí es cierto que es necesario un cierto volumen de comentarios para poder encontrarse con una muestra representativa. En la práctica, estos comentarios se utilizan principalmente para medir la reputación que tiene un hotel y la valoración del servicio prestado por parte de los clientes mediante sus notas en diferentes ámbitos, resultando una puntuación media que cada día toma más relevancia en el criterio de decisión a la hora de elegir un hotel. Pero realmente es posible utilizar esta gran cantidad de información para otros propósitos.

Cuando un cliente se expresa con una opinión a través de la red, lo que realmente está haciendo es describir los conceptos que más y que menos le han gustado en el transcurso de su estancia. Si multiplicamos esta información por todas las opiniones de hoteles comparables de una misma zona, es posible identificar qué atributos son los más valorados y los más criticados, en qué se fijan más, qué aspectos marcan la diferencia durante su experiencia en el hotel… en definitiva, sólo analizando las opiniones es posible aproximar un concepto de hotel ideal en base a las preferencias de los clientes del destino.

Para que el estudio sea representativo es necesario realizar un análisis previo, decidiendo qué hoteles analizar en función del tipo de producto que se desee implantar, puesto que será de estos hoteles de los que se obtendrán los atributos a aplicar en el nuevo concepto a desarrollar. Es cierto que los resultados estarán condicionados por el destino donde se realice y no será realmente extrapolable, siendo casi particular de cada destino a no ser que los destinos tengan similitudes o un perfil de cliente similar. Sin embargo, sí que se pueden extraer ideas para otros destinos o tipos de productos que ayuden a evaluar las principales preocupaciones del consumidor.

A pesar de la calidad y la cantidad de información que se obtiene, este tipo de estudio requiere de una alta capacidad de trabajo, ya que es necesario revisar y categorizar las opiniones de los clientes de forma individualizada, entendiendo y traduciendo en datos comparables lo que cada cliente quiere transmitir con su opinión. Hay herramientas que ayudan y facilitan esta labor. Un buen ejemplo sería Review Pro, ya que este sistema organiza las opiniones de los distintos hoteles a analizar por familias, conceptos y señala si es una opinión positiva o negativa respecto a cada concepto. No es una herramienta perfecta, es necesario revisar igualmente todos los comentarios en busca de fallos, opiniones no relevantes o mal categorizadas, pero sí es cierto que es muy útil en una fase inicial del estudio como primer análisis.

Un ejemplo de un error detectado en la herramienta fue cómo categorizó la siguiente opinión como negativa sobre la playa:

“Por haber contratado por booking me dieron las peores habitaciones del hotel, las más alejadas de la playa y muy ruidosas”

 Si realmente se lee la opinión, se aprecia claramente cómo el programa no realiza una categorización adecuada, siendo no relevante para el estudio y un motivo para la distorsión de los resultados. De ahí la importancia capital de la revisión, ya que no sólo detecta errores de este tipo, sino que es la base para la clasificación de las opiniones dentro de cada concepto por atributos. Estos atributos son los que luego definirán el concepto del hotel.

 El objetivo final del estudio se entiende como la traducción de lo que quieren y no quieren los clientes a atributos comparables entre hoteles, tanto de las mejores como de las peores prácticas, obteniendo no sólo el ideal de hotel como antes se mencionaba, sino también aquellos aspectos que, sin otorgar una satisfacción extra al cliente porque sean valores esperados o que se den por sentado, sí que su falta afecta muy negativamente a su experiencia.

Estas conclusiones, aunque requieran de un volumen de trabajo considerable, aportan un valor añadido muy grande y aseguran el éxito en la conceptualización del nuevo producto a desarrollar.

Hoy en día, la industria del turismo requiere de herramientas de análisis cada vez más complejas y avanzadas para diferenciarse de la competencia. En the hotel factory estamos en continuo contacto con las principales innovaciones en el sector hostelero para garantizar al cliente un producto diferenciado del resto de la oferta y acorde a las nuevas tendencias que se originan en el mercado. Si desea conocer más información en cuanto a la importancia de la conceptualización en el sector hostelero y sobre nuestros proyectos de reposicionamiento, no dude en contactar con nosotros y solicitarnos asesoramiento.

thumb

Benidorm, el reposicionamiento de un destino maduro

Benidorm es uno de los principales destinos turísticos en España que cuenta con reconocimiento tanto a nivel nacional como internacional. Algunos consideran que es un destino a imitar y, otros, a evitar. Sea cual sea el punto de vista, no hay duda de que Benidorm es un destino ya maduro capaz de generar una demanda importante durante todo el año.

Benidorm hace referencia a un producto de sol y playa que se complementa con una amplia oferta de ocio y comercio. Destaca por ser un destino altamente competitivo en cuanto a relación calidad-precio gracias a la cual muchas familias nacionales pudieron permitirse vacaciones a partir de los años 60 y por ser la referencia en cuanto a oferta hotelera en la Comunitat Valenciana y España.

En sus inicios turísticos, Benidorm se convirtió en un hito al ser la primera ciudad de España en permitir el uso del bikini en sus playas. Este hecho, junto con las características propias del destino y el plan vertical que desarrolló la ciudad hicieron de Benidorm el destino deseado por españoles y turistas internacionales para pasar sus vacaciones y/o vivir.

En los últimos años el destino Benidorm de sol y playa se ha caracterizado por ser un turismo masivo y de baja calidad. Predominando tanto turistas nacionales, familiar y senior, como internacionales, destacando el mercado británico senior. El turismo senior, tanto británico como nacional, es el predominante en los meses de invierno y es el que ha permitido romper con la estacionalidad del destino. También destaca el turismo joven, ya que permiten y publicitan el desarrollo de zonas de discotecas y bares que nutren a este turismo más activo.

Analizando brevemente este destino en datos:

  • Benidorm es conocido por ser un destino británico. Según datos de INE, entre 2014 y 2017 los viajeros de origen británico han aumentado un 38,33%. En 2017, éstos representaron el 39,58% del total de viajeros de Benidorm, siendo el primer mercado de origen internacional y estando sólo por detrás de los viajeros de origen español.

  • Tanto el número de viajeros como el número de pernoctaciones presenta una tendencia positiva en los últimos años, llegando a los 2.075.497 de viajeros en 2017 (un 8,63% más que 2016 y un 23,88% más que en 2008) y a las 11.664.771 de pernoctaciones (un 5,64% más que en 2016 y un 10,77% más que en 2008).

  • En cuanto a la oferta, el destino presenta una oferta turística muy variada. En 2017 esta oferta estaba compuesta por 131 hoteles, 3 hostales, 8 pensiones, 7.291 apartamentos y 11 campings. La oferta hotelera se distribuía de la siguiente manera: 4 de 5*, 40 de 4*, 58 de 3*, 23 de 2* y 6 de 1*. Sumando un total de 41.096 plazas. El 66% de los hoteles de Benidorm eran de 3* o inferior.

  • A pesar de ser un destino consolidado, el grado de ocupación hotelera sigue manteniéndose muy elevado. De hecho, es de los destinos con mejor ocupación a nivel nacional. La ocupación hotelera media de 2017 fue del 85,46%, obteniendo en los meses de enero, febrero y diciembre una ocupación superior al 70%. Según datos de Exceltur, los datos acumulados de enero a septiembre de 2018, indican que la ocupación hotelera de Benidorm ha sido del 79,3% (un 2% menos que los datos acumulados para el mismo periodo del año anterior) mientras que la media de España es del 68,4% (un 0,7% menos).

  • El ADR acumulado indica que el destino Benidorm se sitúa por debajo de la media española, siendo el ADR de Benidorm de 80,1€ (un 5% más que los datos acumulados del mismo período del 2017) y la media de España de 90,3€ (un 2% más).

A pesar de ser un producto exitoso, Benidorm ha contado con un gran número de críticas como:

  • Turismo de baja calidad: un turismo motivado por el precio y que exige oferta constante, haciendo que sea un cliente que gaste poco.
  • Ha provocado una  masificación urbanística.
  • Tiene dependencia del mercado británico.

Tras varios proyectos en el destino, the hotel factory ha podido comprobar que el destino está cambiando. Todos los entes relacionados con el sector turístico, y más concretamente con el sector hotelero están trabajando para que este destino de sol y playa consolidado se reposicione a través de:

  1. La renovación la oferta. Se está invirtiendo en la mejora de las instalaciones y servicios de los hoteles para poder aumentar la categoría de estos. De este modo, poder aumentar el ADR y así atraer a un nuevo tipo de cliente. Algunos ejemplos de renovación de la oferta son: Barceló Selomar que cambiará íntegramente tras una inversión de 18 millones de euros; y Hotel Río Park Benidorm el cual pasará, tras una inversión de 8 millones de euros, de ser un hotel de 2 a 4 estrellas. La inversión que se realiza en Benidorm no sólo es en la renovación de los hoteles, sino que también en la construcción de nuevos hoteles. Como el proyecto que va a realizar la cadena H10 en primera línea de la playa de Poniente que consistirá en un hotel moderno de mínimo 4 estrellas.

  2. La búsqueda de un nuevo tipo de cliente. La intención es dejar atrás el turista low-cost de sol y playa que busca un destino con bajos precios. Este mix de clientes ya están cambiando Benidorm, como destino vacacional, por otros destinos más baratos, como Turquía. Por lo tanto, es importante atraer a nuevos tipos de clientes y evitar que Benidorm se vea afectado por ello. Mejorando el servicio de los hoteles, la oferta hotelera y la oferta complementaria es posible conseguir un turista de clase más alta.

  3. La oferta de nuevos productos. Benidorm busca atraer al cliente MICE. Los hoteleros están apostando fuertemente por dicho segmento, un mercado con una ascendente proyección dentro del sector turístico. La apuesta por este tipo de cliente es una estrategia inteligente para mejorar la estacionalidad del destino, ya que es un turismo que complementa la demanda existente en Benidorm durante los meses de temporada alta y, sobre todo, en los meses de temporada baja.

  4. La mejora de los atractivos turísticos. Benidorm se ha convertido en el primer destino turístico inteligente del mundo. Un destino turístico inteligente, según lo define la  Norma UNE 178501, “es un destino innovador, consolidado sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia, que garantiza el desarrollo sostenible del territorio turístico, accesible para todos, que facilita la interacción e integración del visitante con el entorno e incrementa la calidad de su experiencia en el destino, a la vez que mejora la calidad de vida del residente”. Este hecho estimula e incrementa la competitividad a través de la capacidad innovadora, y repercute en una mejora de la percepción del destino.

En the hotel factory analizamos continuamente los cambios y tendencias que se producen en la industria para asesorar a nuestros clientes en proyectos de reposicionamiento y conceptualización. Si tiene cualquier duda o desea conocer más acerca este nuevo segmento, no dude en contactarnos.

 

thumb

El mundo de los hoteles de servicio limitado: el affordable luxury

Viendo el reciente éxito de las aerolíneas low cost, no es de extrañar que el modelo de negocio low cost se extrapole a otros sectores. De hecho, durante los últimos años, el mundo de los hoteles de servicio limitado o low cost se ha hecho cada vez más popular. Pero no solo pequeñas cadenas hoteleras u hoteles singulares han optado por este segmento, sino también grandes cadenas han optado por crear una submarca low cost, como es el caso de Marriott y su nueva marca, Moxy.

En el mercado hotelero, el segmento low cost se caracteriza sobre todo por ofrecer estancias a precios competitivos. Dentro de este segmento, muchos de los nuevos hoteles están optando por el concepto de affordable luxury o lujo asequible, a través del cual ofrecen habitaciones y servicios de lujo a precios asequibles.

La mayoría de los clientes pasan entre una y tres noches como máximo en este tipo de hoteles, ya que la mayoría de ellos son: millennials o turistas que se pasan el día explorando la ciudad, aunque, dependiendo de la ubicación, también son hoteles frecuentados por familias y por cliente de negocios.

Pero, ¿cómo consiguen ofrecer precios competitivos?. A partir de nuestra experiencia, the hotel factory ha identificado los aspectos clave en los que estos hoteles consiguen reducir costes:

En primer lugar, la ubicación. La mayoría de los hoteles están situados a la afueras de grandes ciudades, por lo que el precio del alquiler del establecimiento es menor. Sin embargo, estos se suelen ubicar en zonas con una buena comunicación en transporte público y con buenos servicios complementarios en los alrededores (restaurantes, bares, tiendas, etc.) para que la ubicación no suponga un gran inconveniente para el huésped.

En segundo lugar, la creación de habitaciones de tamaño reducido. Esto es posible ya que los hoteles de affordable luxury apuestan por mantener al huésped fuera de la habitación y en lo que realmente invierten es en grandes espacios abiertos y zonas comunes que fomenten la socialización. De la misma manera, para reducir la sensación de agobio del cliente en la habitación, estos hoteles se inclinan por una distribución eficiente, creando baños con concepto abierto y sustituyendo las paredes por cristales transparentes para aumentar la sensación de amplitud.

Además, las habitaciones cuentan con todas las necesidades básicas, pero sin renunciar al lujo y la comodidad que buscan los clientes más exigentes. Se opta por la construcción y el diseño eficientes, utilizando elementos de fácil montaje. Sin embargo, la cama es el componente estrella de la habitación y es, normalmente, el elemento en el que más dinero invierten este tipo de hoteles.

En tercer lugar, los hoteles de servicio limitado optan por tener el mínimo personal posible. Así, buscan empleados proactivos, capaces de realizar diferentes tareas. De hecho, muchos de los establecimientos hoteleros optan por situar la recepción cerca del bar para que los mismos empleados puedan realizar tareas en ambos departamentos en caso de que sea necesario.

Además, para reducir el personal de recepción, la mayoría de hoteles apuestan por el self check-in, donde el cliente realiza su propio check-in a través de un ordenador, aunque siempre cuentan con la ayuda de un empleado en caso de que sea necesario.

Sin embargo, para suplir la falta de personal, los empleados se esfuerzan por interactuar con el cliente y hacerle sentir especial además de vivir una experiencia única.

Por último, también reducen costes en el área de F&B. Los hoteles cuentan con un buffet tipo grab & go para los desayunos con comida de calidad pero poco elaborada y situada en bandejas extraíbles de fácil montaje. No ofrecen almuerzos ni cenas de manera regular, pero, para aquellos huéspedes que lo prefieran, ofrecen comida a la carta en el bar. Dicha comida está elaborada en un horno tipo Merrychef, que permite cocinar diferentes tipos de comidas sin apenas esfuerzo.

Otro punto a destacar que utilizan los hoteles para atraer a más huéspedes y obtener ingresos extras, es común que estos hoteles tengan salas de reuniones o salas de coworking. Estas salas cuentan con la última tecnología y en ellas se ofrecen todo el material de oficina necesario. Adicionalmente, algunos de los hoteles de este segmento cuentan con salas de reuniones con elementos diferenciadores, como es el caso del hotel Hoxton, en Londres, que, una de sus salas cuenta con una cocina que sirve tanto para servirse té o café a media tarde, como para crear cenas y fiestas privadas.

Después de las visitas realizadas a hoteles de Londres y Ámsterdam (destinos referentes en éste segmento), the hotel factory ha identificado tres ejemplos de marcas o cadenas hoteleras internacionales de servicio limitado como best in class de este segmento:

  • CitizenM. Está considerada como precursora en el campo del affordable luxury. El nombre de la cadena proviene de su cliente target, los “ciudadanos móviles”. Se entienden como aquellas personas que no quieren una experiencia en un hotel normal y quieren una habitación sólo para dormir y amplias zonas comunes para divertirse.
  • Moxy. Es la marca más joven de Marriott y está diseñada junto a Ikea. La marca rediseña la tradicional experiencia de hoteles asequibles permitiendo a los huéspedes trabajar, jugar y conectarse mientras están rodeados de un diseño audaz y un estilo contemporáneo.
  • The Student Hotel. Ha creado un concepto novedoso de alojamientos para jóvenes que se presenta como un híbrido entre un hotel y una residencia de estudiantes. En un mismo edificio cuentan con unidades de hotel, apartamentos para cortas estancias y habitaciones para estudiantes, que durante los meses de verano se comercializan como hotel.

En el mercado hotelero español hay poca oferta y mucha demanda. De hecho se trata de un segmento que en el mercado español representa solo el 3,5% de la oferta total (donde destacan las cadenas Room Mate y Casual Hotels, que son de origen nacional), mientras que en países como Francia es casi del 20%. Por ello, el mercado español podría aportar una alta rentabilidad, en comparación con los países de su entorno.

Es por eso que muchas de las grandes cadenas hoteleras internacionales, como EasyHotel, apuestan por España en su próximo proyecto de inversión y se espera que, en los próximos años, se sumen otras grandes empresas se sumen a esta iniciativa.

El sector turístico es un mundo cambiante en el que hay que adaptarse continuamente a las necesidades de los nuevos perfiles de clientes. Actualmente, posicionarse como un hotel de servicio limitado es una oportunidad debido la escasez de hoteles orientados a ese segmento. En the hotel factory analizamos continuamente los cambios y tendencias que se producen en la industria para asesorar a nuestros clientes en proyectos de reposicionamiento y conceptualización. Si tiene cualquier duda o desea conocer más acerca este nuevo segmento, no dude en contactarnos.

thumb

Sobre el turismo de salud y las claves de este concepto de moda

La elección del viaje parte de un universo de motivaciones que despiertan el interés del viajero. Un viaje surge cuando se produce un match entre tres elementos: motivación, disponibilidad y recursos económicos.

La motivación del viaje puede derivar de varios factores: la experiencia del destino, cultura ajena, seres queridos… Pero en este post nos centraremos en la motivación que genera el turismo de salud, una forma de viajar y sanar que cada vez cuenta con más seguidores.

Ante este crecimiento en la oferta de alojamientos enfocados en este segmento, desde the hotel factory destripamos todo lo que rodea esta forma de entender el turismo que se aleja de todo lo convencional.

¿Qué se entiende por turismo de salud?

“El turismo de salud es un fenómeno global que consiste en el proceso de viajar a otra ciudad o país para recibir algún tipo de tratamiento o servicio médico”. Esa frase resume la idea original y principal del concepto, sin embargo, en este post profundizaremos en el análisis y diferenciaremos entre tres niveles del concepto en función del grado de intervención médica que se ofrece:

  • Wellness: Se trata de una oferta hotelera enfocada en proporcionar al cliente un servicio de bienestar, relax y tratamientos naturales donde el huésped se sana en cuerpo, pero sobre todo en mente.

  • Med-Well: Además de los servicios que se ofrecen en los hoteles puramente wellness, se incluyen servicios más enfocados en el ámbito científico y tecnológico y principalmente diseñados para la pérdida de peso.

  • Medical: La motivación del viaje de los turistas/pacientes pertenecientes a este segmento es puramente médica. Se trata de establecimientos turísticos donde se realizan intervenciones médicas de mayor grado cómo podría ser una operación.

Tras la experiencia del equipo de the hotel factory en varios proyectos desarrollados en este área, vamos a definir los elementos diferenciales que soportan esta idea y la clave del éxito de este modelo de negocio.

Cinco aspectos claves a considerar en el turismo de salud

  1. En el caso de Med-Well y Medical se trata principalmente de hoteles destino, es decir el cliente llega al hotel por la oferta intrahotelera y no por el entorno del mismo. Sin embargo, desde the hotel factory pensamos que la clave del producto radica en integrar las experiencias extra hoteleras en el producto de manera que el cliente y sus acompañantes puedan prolongar la estancia en el hotel y de esta manera generar un mayor revenue y un grado de satisfacción del cliente superior.

  2. Se trata de un segmento que está dispuesto a realizar un desembolso económico alto en intervenciones, tratamientos y productos, y esa inercia en el consumo se debe aprovechar ofreciendo servicios, actividades y productos que complementen su ciclo médico.

  3. En su mayoría se suele tratar de un segmento con un poder adquisitivo alto, y es por ello que se debe crear un hotel acorde al nivel de servicio médico que se quiere ofrecer lo que además permitirá definir un nivel de tarifas elevado que no dañará la ocupación. Analizando la oferta en los principales destinos de turismo de salud de Europa, se ha llegado a la conclusión que se tratan de hoteles enfocados en el segmento del lujo, con la privacidad y el servicio como principales atributos.

  4. Este alto nivel de tarifas puede contribuir a contar con un reconocido especialista del sector asociado al hotel, de manera que refuerce el posicionamiento del producto y ayude a la comercialización del mismo.

  5. Un aspecto que puede ser crítico es la alineación de los diferentes atributos que constituyen el concepto. Es decir, se trata de reforzar el concepto de turismo de salud a través de los diferentes elementos que tiene el producto. Se apuesta por una gastronomía healthy, un personal de cara al público con dotes empáticas hacia los pacientes y unos espacios dedicados a garantizar el auténtico confort que requieren los clientes pre, durante y post a la intervención médica.

Hoy en día, la industria del turismo se encuentra en constante cambio, y el nivel de segmentación está creando productos cada vez más diferenciados e innovadores. En the hotel factory estamos en continuo contacto con las principales innovaciones en el sector hostelero para garantizar al cliente un producto diferenciado del resto de la oferta y acorde a las nuevas tendencias que se originan en el mercado. Si desea conocer más información en cuanto a la importancia de la conceptualización en el sector hostelero y sobre nuestros proyectos de reposicionamiento, no dude en contactar con nosotros y solicitarnos asesoramiento.