F&B

thumb

La peak-end rule y el postre en el buffet

Daniel Kahneman, psicólogo y Premio Nobel de Economía en 2002, publicó en 1993 un estudio conjuntamente con Barbara Fredrickson, Charles, Schreiber y Donald Redelmeier que demuestra la heurística psicológica que señala que las personas valoran sus experiencias promediando al 50% sus “peaks” (momentos más intensos) y “ends” la sensación experimentada al final, en vez de por el promedio de todos los momentos que vivieron, creando así la Peak-end-rule

Según esta evidencia científica, del postre o en su lugar del último plato que coma, se extrae el 50% de la experiencia, convirtiéndose así en un plato clave para la valoración de los clientes. 

Generalmente, en los buffets se le presta poca atención, obteniendo postres de baja calidad y con gran grado de alimentos artificiales como conservantes o edulcorantes. De hecho muchos hoteles no cuentan en su plantilla con una sección de pastelería, ni horno independiente ni cocinero destinado al postre, sino que van rotando o que asignan al que menos experiencia tiene. En realidad, no hace falta contar con un pastelero profesional, sino responsabilizar a uno y formarle.

En un sector cada vez más competitivo y en el que se busca cubrir las expectativas de los clientes que nos permitan una buena review en los principales portales de reputación online, la clave no se encuentra en un solo factor, sino en la combinación de diversos elementos que nos pueden ayudar a aumentar la satisfacción de nuestros clientes: 

  • Cantidad:No se trata de ofrecer una gran cantidad de postres, sino el número suficiente para que el cliente tenga la sensación de que puede escoger entre varias opciones, es por ello que podemos crear rincones temáticos con platos y mínimo dos postres de la temática creada, así sorprenderemos cada día a nuestros clientes con dos postres, además de darle la posibilidad de, en muchas ocasiones, probar nuevos platos.

  • Emplatado: Se eliminan aquellos emplatados complicados con frutas cortadas en forma de animales o plantas, las tendencias evolucionan y nosotros con ellas. Los clientes buscan y aprecian la sencillez, es por ello que se trata de buscar emplatados sencillos y con estilo, cogiendo fuerza los emplatados individuales.  A pesar de que prepararlos puede llevarnos más tiempo, nos permite reducir la merma y la ración que coge el cliente. 

  • Calidad: Los clientes son cada vez más exigentes y es por ello que se busca incorporar ingredientes naturales y recetas más caseras, este punto enlaza con la cocina de aprovechamiento, con la fruta que ya no podemos presentar en buffet podemos crear mermeladas, hacer mousses o siropes caseros que nos aportan más sabor que los industriales o con la bollería que se pone dura se pueden crear pudines o rellenarla de cremas dulces o salados delante del cliente.

  • KM0 / cercanía: en muchas ocasiones los turistas buscan aprender e integrarse en la cultura visita, es por ello que aprecian los platos típicos del lugar así como aquellos elaborados con ingredientes de kilómetro cero, para conseguirlo una buena idea es crear rincones regionales, así es común encontrar en los hoteles mallorquines postres como ensaïmadas o sobrasada. 

Desde the hotel factory trabajamos con nuestros clientes ofreciendo consultoría y  formación para todos los departamentos del hotel para que se puedan aprovechar al máximo todos los recursos de los que disponen y puedan garantizar la satisfacción tanto de sus clientes como de su personal.Si está interesado en conocer nuestros cursos de formación bonificada de cocina u otro departamento impartidos por nuestros formadores y coach certificados no dude en contactar con nosotros.

thumb

Nueva tendencia: mercados gastronómicos en hoteles

Con la aparición de los supermercados, algunos mercados tradicionales en los que se vendía carne, verduras o pescado del día, se han ido actualizando como pequeños restaurante con productos frescos y cocinados. En ellos la oferta puede variar desde platos con ingredientes de poca elaboración a otros más sofisticados.  

El primer mercado gastronómico inaugurado en Madrid fue en 2009 y ya existía como mercado de abastos desde 1916, se trata del Mercado de San Miguel y destaca por su oferta informal, ya que en él, los clientes pueden compartir mesas en un ambiente distendido. Otro mercado a destacar dentro del sector, esta vez, en Barcelona es El Nacional, el cual dispone de una oferta gastronómica construida a partir productos españoles de gran calidad. En Mallorca también existen diferentes espacios de este estilo como por ejemplo el Mercado de San Juan o el Mercado 1930, y en ellos, además de una oferta variada, también se puede disfrutar de diversas actividades y eventos gastronómicos. 

En este listado, no puede faltar por mencionar como mercado independiente el nuevo Little Spain, que aunque ha sido inaugurado en Nueva York, lo crearon los españoles José Andrés y los hermanos Ferran y Albert Adrià y abrió sus puertas el 14 de marzo de este mismo año.

Este concepto, que lleva en pie algunos años, está entrando poco a poco en hoteles, como parte de la conceptualización de alguno de los outlets del hotel o como reposicionamiento del outlet principal, el tradicional buffet

Algunos hoteles que disponen ya de su propio mercado gastronómico son:

  • A nivel internacional es posible que el mercado de referencia situado en un hotel sea el conocido Eataly que se encuentra en el hotel Park MGM, en las Vegas. Se trata del mercado italiano más grande del mundo.

Otros mercados que cabe destacar son el City Kitchen del Row NYC Hotel, en Nueva York, conocido por su oferta gastronómica de productos típicos de la ciudad o el Food Hall del The Plaza New York.

    • A nivel nacional podemos encontrar también algún mercado de este estilo:

En Tenerife está el Gourmet Market en el interior del hotel Iberostar Sábila. En este mercado, el cual está abierto también a gente que no se aloje en el hotel.

En Valencia se encuentra La Gran Plaza, en el hotel Las Arenas Balneario Resort, se trata de un mercado al aire libre que está disponible el primer viernes de cada mes, durante junio, julio, agosto y septiembre y está ambientado con música en directo.

Por último, también hay hoteles que, a pesar de ser un buffet, presentan de forma a mercado gastronómico, por ejemplo, The Kitchen Restaurant situado en el hotel Sol Beach House de Menorca, el cual tiene un ambiente callejero y cuenta con una oferta gastronómica internacional.

Frente al exceso de oferta en el mercado, la segmentación y la especialización son estrategias prioritarias para los diferentes actores del sector turístico. Compañías hoteleras y touroperadores apuestan en la actualidad por un modelo de segmentación.

Ante dicha situación, en the hotel factory buscamos que nuestros clientes cuenten con las últimas tendencias para poder competir de manera exitosa en el mercado, es por ello que en los últimos meses hemos participado de manera activa en tres proyectos de creación de mercados gastronómicos en hoteles, uno de ellos en Benidorm, otro en Tenerife y otro en un resort en Mallorca. 

Si quieres conocer más acerca de nuestros proyectos, no dudéis en contactarnos.

thumb

Upselling y Cross-selling: puntos importantes en el sector hotelero

El cross-selling y el upselling son dos técnicas importantes dentro de la industria hotelera para mejorar los ingresos adicionales durante el proceso de reserva y la estancia. Por eso se hace muy importante saber cómo y cuándo vender estos productos.

El cross-selling y el upselling son dos técnicas importantes dentro de la industria hotelera para mejorar los ingresos adicionales durante el proceso de reserva y la estancia. Sin embargo, las diferencias entre estos dos procesos a veces no están claras. El upselling es cuando un cliente gasta más en el mismo producto comprado como por ejemplo pagar por una habitación y comprando finalmente una mejor. Por otro lado, el cross-selling incluye todos los productos o servicios auxiliares vendidos como extra al cliente. Lo más importante es entender cómo pueden los hoteles explotar estas técnicas para incrementar sus ingresos y poder influir en un cliente para que este gaste más. Específicamente en el cross-selling ya que la elección del momento adecuado es esencial. Si bien es importante proporcionar opciones de productos adicionales durante el proceso de reserva, ofrecer demasiadas opciones puede afectar negativamente las ventas.

De acuerdo con una investigación realizada por traveltripper.com cuando se presentan demasiadas opciones, solo el 3% de los viajeros llegan a adquirir complementos durante el proceso de reserva en línea, haciendo que otros muchos abandonen la compra.

Por lo general, una vez confirmada su estancia, los clientes están más dispuestos a comprar extras para mejorar las vacaciones. Los hoteles deberían impulsar más productos a través de propuestas activas y directas a los clientes a través de, por ejemplo, un correo electrónico privado, proponiendo un paquete especial. Además, un correo electrónico o una llamada a un cliente lo ayuda a conocerlo mejor, especialmente sus posibles necesidades y preferencias, lo que aumenta la posibilidad de vender más durante su estancia.

Sin embargo, el momento más importante para vender productos auxiliares es durante la estancia del cliente. En primer lugar, el hotel no solo debe proporcionar esos productos a sus clientes, sino también brindarles un lugar y una atmósfera en los que estén cómodos y dispuestos a quedarse y, sin duda, a consumir. El personal juega un papel clave para influir en este proceso de compra, y todos los miembros deben estar atentos y comprender al cliente para ofrecerles los productos adecuados en el momento adecuado. “El momento de la verdad” es el check-in cuando el recepcionista debe ofrecer una upgrade, el servicio premium del hotel o en la oferta de comidas y en el check-out con propuestas de traslados, programas de fidelidad y ofertas para futuras estancias. Durante la estancia, las posibilidades de vender extras no tienen límites. La habitación es la ubicación más importante donde vender y comunicar esos productos. Aquí los clientes deben sentirse cómodos y no ser bombardeados por los precios y los menús. De acuerdo con esto, la forma de comunicar los productos es esencial. En vez del menú tradicional, es mejor utilizar una revista, la televisión o incluso las redes sociales para incentivar la compra.

Durante un viaje de benchmark y estudios de mercado, the hotel factory identificó algunos de los mejores hoteles que han alcanzado un gran nivel en cuanto upselling y cross-selling en Marbella, España. Estos hoteles han desarrollado sitios web en los que el cliente, durante el proceso de reserva, puede elegir entre una increíble cantidad de opciones sin sentirse oprimido. De hecho, el cliente puede reservar la habitación sin agregar nada, sin embargo, él / ella puede planificar sus vacaciones con anticipación agregando actividades (que varían según la temporada) y productos mediante un calendario especial. Una vez que lo hace, puede enviar un correo electrónico o llamar directamente al hotel para ver las distintas disponibilidades o contratar algo totalmente personalizado.

Finalmente, estos hoteles ofrecen todos los diversos servicios y productos que un turista puede necesitar o desear, permitiendo al cliente realizar unas vacaciones perfectas sin salir del hotel, lo que representa una increíble cantidad de extras comprados, aumentando los resultados del hotel. Un ejemplo es la increíble variedad de puntos de F & B, diferentes tiendas, clubes, bares, canchas de tenis, una cancha de golf y un campo de equitación, un increíble club infantil para pagar, y muchas otras opciones que el profesional, atento y eficaz puede llegar a ofertar.

Tabla 1: Oportunidades para vender productos y servicios y el punto en el que ofrecerlos al cliente.

Antes de la estancia Durante la estancia Después de la estancia
Búsquedas online

Planificador en la web

Proceso de reserva

Email después de la reserva

Llamadas después de la reserva

 

Check-in/Check-out

Servicios en recepción

Personal del hotel

Servicio de habitaciones

Herramientas de comunicación

(televisión, pantallas, paneles, flyers, etc.)

Feedback

Programas de fidelización

Email personalizado al cliente

Mensajes personalizados al cliente

 

 

the hotel factory ya ha llevado a cabo la implementación de proyectos para mejorar los procesos de upselling y cross-selling en hoteles y cadenas hoteleras y, en estos momentos, está involucrado en uno nuevo. Gracias a la experiencia previa y las investigaciones en curso sobre el terreno y digitales, la compañía desarrolló y puso en práctica con éxito esos proyectos. Para obtener más información y más detalles, puede ponerse en contacto directamente con nuestro equipo, que le proporcionará todos los requisitos que está buscando.

Categorías